El presidente húngaro, Pal Schmitt, que fue despojado de su doctorado la semana pasada en un escándalo por plagio, anunció el lunes que renunciará a su cargo.

"Basándome en la Constitución húngara, que he firmado, el presidente expresa la unidad de la nación", dijo al Parlamento.

"Esa cláusula significa que en esta situación en la que mi asunto personal divide a mi amada nación en lugar de unirla, es mi deber poner fin a mis servicios y renunciar a mi mandato como presidente", agregó.

RDS