Donald Trump confirmó el comienzo de las redadas contra migrantes que se llevarán a cabo en 10 ciudades, la operación está dirigida a alrededor de 2,000 migrantes “irregulares” y está a cargo de autoridades de la institución estadounidense encargada de los asuntos migratorios, el ICE. 

¿Por quiénes van?

Las redadas, que iniciarán este domingo 14 de julio y que se proyecta durarán varios días, incluirán detenciones y deportaciones tanto de los migrantes objetivo, como de los que se encuentren en el proceso y que las autoridades no encuentren “regulares”.

Las familias y personas objetivo son quienes ya habían recibido notificaciones previas para asistir a las oficinas locales del Servicio de Inmigración y control de Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés Immigration and Customs Enforcement). Además de estas se prevé que las autoridades puedan presentarse en corporaciones o domicilios para revisar la situación migratoria de otras personas.

¿En dónde estarán?

Las 10 ciudades en las que se implementará la operación son:

  1. Atlanta
  2. Baltimore
  3. Chicago
  4. Denver
  5. Houston
  6. Los Ángeles
  7. Miami
  8. Nueva Orleans
  9. Nueva York
  10. San Francisco

¿Cómo es la detención?

Gran parte de las detenciones se hacen a partir de una lista de personas que buscan y para las que ya cuentan con órdenes específicas de arresto. Regularmente las autoridades acuden directamente a los domicilios, lugares de trabajo o alrededores de la vivienda de estas personas.

Si en las investigaciones previas se recabó información ampliada también es posible que tengan información sobre sus familiares o personas cercanas a las que también pueden acudir para cuestionar sobre la persona que buscan.

¿Qué sigue para los detenidos?

Los detenidos por las autoridades en condición de migrantes irregulares deberán seguir el proceso legal adicional antes de la deportación.

Dependiendo la situación de los migrantes algunos no tendrán opción más que ser devueltos a sus países una vez se concluya el proceso institucional de detención. Algunos podrán solicitar la apertura de su caso o solicitud de asilo si en sus países de origen hay condiciones deterioradas.