McAllen. Muchos de los casi 2,000 niños migrantes no acompañados que se encuentran recluidos en instalaciones de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos han pasado los límites de tiempo legalmente permitidos.

La ley federal y las órdenes judiciales obligan a las autoridades a que los niños bajo custodia por la Patrulla Fronteriza sean transferidos a refugios más hospitalarios no más de 72 horas después de haber sido detenidos.

Sin embargo, algunos de los niños no acompañados pasan más de una semana en las estaciones de la Patrulla Fronteriza, de acuerdo con dos funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza, y otros dos funcionarios del gobierno que hablaron con la condición de anonimato.

Un funcionario sostuvo que la mitad de los niños bajo custodia, 1,000, ha estado con la Patrulla Fronteriza por más de 72 horas, y otro funcionario aseguró que más de 250 menores de 12 años han estado bajo custodia por seis días.

Debido a que la infraestructura de inmigración de Estados Unidos en materia de asilo se ha convertido en explosiva en términos administrativos, es decir, la cantidad de trabajo rebasa al número limitado de funcionarios, la logística en el traslado de los niños ha colapsado.

“Tengo taburetes y bancos, pero no tengo camas. Nuestras instalaciones no están diseñadas para ser usadas a largo plazo, y ciertamente no están diseñadas para albergar a los niños durante mucho tiempo”, dijo un funcionario de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza sobre las instalaciones de la agencia aduanera en el Valle del Río Grande.

Los funcionarios fronterizos dijeron que el sistema de inmigración está tan abrumado que los conductos normales destinados a canalizar a los niños a los refugios del Departamento de Salud y Servicios Humanos se han roto.

Incremento de 57%

Desde octubre, la Patrulla Fronteriza ha detenido a casi 45,000 niños no acompañados, según datos del gobierno.

Un vocero del Departamento de Salud y Servicios Sociales de Estados Unidos (HHS), cuya área de refugiados tiene la tarea de proporcionar hogar para esos niños, expuso que las autoridades fronterizas habían remitido a su custodia a aproximadamente 40,800 niños no acompañados a fines de abril.

La cifra representa un aumento de 57 por ciento respecto al año anterior, y el HHS informó que en el año fiscal que actualmente corre atenderá al mayor número de menores no acompañados en la historia del programa.

El pasado 19 de mayo, el HHS indicó que había aproximadamente 13,200 niños no acompañados bajo su custodia.

La crisis no cesa.