Bruselas.- Las autoridades europeas de protección de datos personales pidieron este miércoles "garantías" a la Comisión Europea de que el acuerdo hallado con Estados Unidos sobre la transferencia de datos personales respete un "estándar" europeo.

El martes la Comisión Europea anunció un acuerdo con Estados Unidos para encuadrar la transferencia de datos personales.

El acuerdo por el que se regía esta práctica con fines comerciales, utilizada por empresas de internet como Google, Facebook o Apple, sellado en 2000 y conocido como Safe Harbour, fue invalidado en octubre por la justicia europea por el espionaje masivo de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA).

Las autoridades europeas de protección de los datos personales habían dado hasta fines de enero a la Comisión para hallar un acuerdo que respete la legislación europea.

NOTICIA: Por fraude y amenazas, mayoría de ciberdenuncias

"Celebramos que hayan encontrado un acuerdo", dijo este miércoles Isabelle Falque-Pierrotin, presidenta del GT29, instancia que reagrupa a las autoridades nacionales de este sector, en conferencia de prensa en Bruselas.

"Ahora esperamos los documentos de estas negociaciones, porque de momento son sólo palabras y tenemos que conocer las obligaciones legales de este anuncio", agregó Falque-Pierrotin que es además la presidenta de la autoridad nacional francesa de protección de los datos privados, la CNIL.

Falque-Pierrotin pidió a la Comisión que le entregara los documentos para fin de febrero para proceder a un análisis legal y llegar a una conclusión en abril.

Al anunciar el acuerdo la Comisión señaló que sobre uno de sus principales puntos, el acceso a los datos europeos por las agencias de inteligencia estadounidenses, habían obtenido una "garantía escrita por parte de Estados Unidos" en la que Washington asegura que "no llevaría a cabo una vigilancia masiva indiscriminada de los europeos".

NOTICIA: La NSA ya no guarda datos de llamadas telefónicas

Pero esta "garantía" fue considerada como muy débil desde el punto de vista jurídico por los críticos del acuerdo a la luz de las revelaciones de 2013 sobre el espionaje masivo e indiscriminado.

Falque-Pierrotin pidió este miércoles que el acceso de los servicios de inteligencia a los datos transferidos respete "cuatro garantías esenciales" que constituyen "una especie de estándar europeo". Así, entre otras cosas, la consulta debe basarse en "reglas claras y precisas" y tener en cuenta criterios de "necesidad y proporcionalidad".

Las autoridades nacionales reunidas en el GT29 tienen el poder de prohibir la transferencia de datos, pero se abstendrán de hacerlo hasta poder analizar el nuevo acuerdo alcanzado.

Unas 4,500 empresas de la economía digital necesitan este acuerdo para poder operar entre Europa y Estados Unidos.

NOTICIA: Jefe de la CIA critica a Snowden luego de ataques en París

mfh