Los candidatos Pedro Castillo, de Perú Libre, y Keiko Fujimori, de Fuerza Popular, se enfrentan este domingo 6 de junio en la segunda vuelta para elegir al próximo presidente de Perú, en sustitución de Francisco Sagasti Hochhausler. La elección se produce en un momento de alta complejidad en Perú, que arrastra una crisis política desde el 2020 en medio de escándalos de corrupción y el fuerte impacto que ha tenido la pandemia entre la población.

Sagasti llegó al poder en noviembre de 2020, al final de una semana que con él contabilizó a tres personas en la Presidencia: Martín Vizcarra, electo por votación popular y destituido por el Congreso por “incapacidad moral permanente”, y Manuel Merino, obligado a renunciar por una revuelta popular.

A Sagasti, un ingeniero industrial de 71 años y de tendencia centro-liberal, correspondió organizar el proceso electoral para elegir a un nuevo presidente. La primera vuelta se realizó el 11 de abril: Castillo, un profesor de izquierda, terminó con el mayor porcentaje de votación, de 18.9% (2,724,752 millones de votos), y Fujimori, hija del expresidente Alberto Fujimori, logró 13.4% (1,930,762 millones).

Este domingo, los peruanos regresarán a las urnas para elegir a quien será el próximo presidente de Perú para los próximos cinco años y sin posibilidad de reelección inmediata.

Estas fueron las principales propuestas de Pedro Castillo y Keiko Fujimori:

Salud y manejo de la pandemia

Pedro Castillo: Vacunará a toda la población contra Covid-19 mayor de 18 años hasta el 31 de diciembre y planteó la creación del Ministerio de Ciencia y Tecnología. Resaltó la necesidad de implementar 1,000 camas para cuidados intensivos a fin de atender a quienes las necesitan y de implementar y equipar las postas de salud a nivel nacional.

“Lo que tenemos que hacer es que la vacuna sea de garantía para todos los peruanos, vamos a implementar el primer nivel de atención, mejorar los centros de salud que está abandonado. Cinco mil brigadas de salud, kits por la vida como derecho constitucional, vamos a hacer que el médico vaya a buscar al enfermo. El Estado tiene que acercarse a la población”, dijo Castillo.

Keiko Fujimori: Evaluará un aumento de sueldos de los médicos, en el contexto de la pandemia del Covid-19. Se comprometió a pagar la deuda que, según dijo, tiene el Estado con los profesionales de la salud.

También señaló que se efectuarán 70,000 pruebas moleculares al día, se hará una política de rastreo y que se descartará el uso de las pruebas rápidas. Afirmó que se construirán 100 plantas de oxígeno en todo el país y se distribuirán 10,000 concentradores de oxígeno.

Economía y promoción del empleo

Pedro Castillo: Detendrá los “abusos de las AFP y ONP”. Afirmó que no va a “quitarle sus ahorros a la gente que trabaja”. Entre sus propuestas se encuentra el impulso a créditos para micro y pequeñas empresas (mypes). También la compra de deudas a personas en “zozobra económica”.

Prometió condonar las multas de transportistas y dijo que conversará con las empresas eléctricas para bajar o condonar los recibos de luz. “No puedes darle bonos, pero al final tienes un recibo abusivo por pago de servicios”, dijo.

Destrabará los proyectos de inversión y fomentará la inversión pública desde gobiernos subnacionales. Exigirá a la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (Sunat) que cobre las deudas de las grandes empresas hacia el Estado.

Keiko Fujimori: Elevará el salario mínimo. Entregará el 40% del canon minero a las familias en el ámbito de operación de la actividad extractiva. “Vamos a defender los derechos de los trabajadores. Sunafil (Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral) debe actuar más proactivamente, y también vamos a aumentar el sueldo mínimo”, dijo.

En cuanto a las medidas tributarias, prometió reducir el Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) para reducir el precio del combustible. Planteó una serie de exoneraciones tributarias para varios sectores. En el caso del turismo, planteó tres años de cero impuestos para impulsar su reactivación. En el caso de los emprendedores y las micro y pequeñas empresas (mypes) propuso dos años de tributación cero. En cualquier caso, ampliará la base tributaria.

Educación, ciencia e innovación

Pedro Castillo: Prometió que los jóvenes que terminen la educación secundaria tendrán “ingreso libre” a las universidades. Dijo que la educación debe ser un derecho constitucional. Remarcó que la implementación de la currícula escolar se debe realizar “de arriba hacia abajo”.

Dijo que no se deben colocar ministros improvisados y tendrán que culminar las “puertas giratorias”.

Keiko Fujimori: Prometió 50,000 nombramientos para los maestros y la compra de 6 millones de computadoras para que los escolares sigan con la educación virtual, además de fortalecer la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu).

Dijo que el acceso a internet estará garantizado y que un eventual gobierno suyo lo subsidiará.

Lucha contra la corrupción

Pedro Castillo: Propuso crear el Consejo Nacional Anticorrupción, que encabezará él mismo en un eventual gobierno suyo, así como fortalecer las fiscalías especializadas anticorrupción, así como inhabilitar a los sentenciados por corrupción. 

Dijo que la bancada de Perú Libre, su partido, promoverá la reforma del Código Penal vigente para endurecer las sanciones por el delito de corrupción.

“Creemos importante de que luchar contra la corrupción significa fortalecer a la Contraloría ampliando sus facultades para sancionar a los corruptos y es necesario crear el Consejo Nacional Anticorrupción, integrado por el presidente del Poder Judicial, el fiscal de la Nación, el defensor del Pueblo, un representante de la Iglesia y otros que aman a la democracia y al país, el cual personalmente presidiré”, dijo.

Keiko Fujimori: Planteó la creación de un alto comisionado conformado por personas lejos de la política para fiscalizar a altos funcionarios e implementará obras por contrato de Gobierno a Gobierno. Propuso repotenciar la Contraloría General de la República para que tenga capacidad “sancionadora” y pueda “prevenir” la corrupción.

“La corrupción es un flagelo que data desde muchos años en nuestra historia, sin duda también atacó al Gobierno de mi padre, atacó a los Gobierno anteriores, a él y atacó a los Gobiernos sucesivos. Hay varios expresidentes procesados por eso y justamente por eso no me puedo permitir fallarles en esta lucha. Vamos a hacer y tomar una serie de iniciativas para enfrentar y prevenir este flagelo. En primer lugar fortaleceremos la Contraloría. Se le tiene que dar capacidad sancionadora y control concurrente”, dijo.

Derechos humanos y políticas sociales

Pedro Castillo: Creará una nueva Constitución que priorice los derechos humanos y condene la discriminación, y que sirva como garantía para impulsar la igualdad de oportunidades.

Fortalecerá los programas sociales vigentes, como Pensión 65, Juntos y Beca 18, que ofrece ayuda económica para estudiar una carrera en instituciones de educación superior públicas o privadas.

Lanzará el programa Barriga Llena, Corazón Contento, que busca ampliar el alcance de los comedores populares a las instituciones educativas, y el programa Crédito Mujer Emprendedora, para ofrecer préstamos, capacitaciones y sociedades de inversión en emprendimientos económicos encabezados por mujeres.

Keiko Fujimori: Triplicará el presupuesto del programa social Pronaa (Programa Nacional de Asistencia Alimentaria), como parte de la implementación de una serie de programas sociales para ayudar a las “personas más necesitadas”.

Se harán 3,000 nuevas conexiones de agua y saneamiento en Perú y se lanzará el programa Agua Para Ti. En el caso de Pensión 65, el programa de apoyos económicos para adultos mayores, duplicará la pensión de 250 soles a 500 soles bimensuales (de 65 a 130 dólares, aproximadamente) para las personas que viven en situación de abandono y que cada año se aumentarán 500,000 beneficiarios más. En el caso del programa Juntos, que ofrece ayudas económicas para salud y educación a niños y jóvenes en situación de pobreza extrema, incrementará de 200 soles a 300 soles (de 52 a 104 dólares, aproximadamente) el monto que se otorga a cada beneficiario.