Berlín.- Casi por casualidad anunció la apertura de fronteras entre las dos Alemanias y desencadenó sin saberlo la caída del Muro de Berlín: Günter Schabowski, funcionario del antiguo partido socialista gobernante en la extinta Alemania Oriental, murió hoy a los 86 años en un hogar para ancianos de Berlín.

De acuerdo con su viuda Irina Schabowski, llevaba mucho tiempo enfermo, requería atención continua y ya no aparecía en público.

El funcionario pasará a la historia por una sencilla frase que pronunció ante las cámaras en directo en una histórica rueda de prensa el 9 de noviembre de 1989 que precipitó la reunificación alemana:

Por lo que sé (...) de inmediato (...) sin demora , respondió a la pregunta de un periodista que quería saber cuándo sería efectiva la nueva norma que permitiría los viajes entre la República Democrática Alemana y la República Federal.

Al escuchar esa frase en los medios, miles de ciudadanos de Berlín oeste acudieron al muro para comprobarlo y pasar al otro lado. Ante la perplejidad de la policía, las fuerzas de la seguridad se abstuvieron de intervenir. Y esa misma noche cayó el Muro de Berlín.

NOTICIA: Celebran 25 años de la caída del Muro de Berlín

Algunos analistas consideran incluso que la frase fue pronunciada por error.

Schabowski, quien fue después excluido del partido sucesor del Partido Socialista Unificado (SED), el PDS, en 1990, reconoció al contrario que otros políticos de la RDA su responsabilidad y culpa moral por la gestión del régimen comunista y reconoció que el oriental fue un sistema caduco que se fue a pique por sí mismo.

Pese al reconocimiento de su culpa, un tribunal de Berlín lo condenó en 1997 a tres años de cárcel por homicidio como corresponsable del régimen de fronteras de la RDA, que violaba los derechos humanos.

NOTICIA: Google no olvida la Caída del Muro de Berlín

El Tribunal de Justicia confirmó la sentencia, pero en septiembre de 2000 fue indultado tras pasar menos de un año en la prisión de Hakenfelde en Berlín.

Schabowski nació el 4 de enero de 1929 en Anklam, en el estado de Meckelenburgo antes Pomerania como hijo de un fontanero. En 1978 asumió la dirección del diario de la SED Neues Deutschland (Nueva Alemania) y en 1984, tras estudiar en la universidad del partido KPdSU en Moscú entró al politburó del SED como miembro pleno.

Un año después se convirtió en el jefe de distrito de la SED en Berlín.

Antes de la caída del Muro había sido barajado como posible sucesor de Erich Honecker, el último jefe de Estado y partido de la RDA. Pero el cargo pasó en octubre a Egon Krenz, que también fue juzgado.