Caracas. El vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, expuso ayer que confiaba en que el presidente Hugo Chávez regresará pronto a Venezuela tras ser operado de cáncer en Cuba.

Durante una entrevista televisada, Maduro indicó que él y otros funcionarios siempre somos optimistas en el sentido de que más temprano que tarde vamos a tener al Presidente aquí con nosotros , aunque no aportó datos sobre el regreso del Mandatario.

Chávez va echando hacia adelante su recuperación y está deseoso de ver la patria a la que le ha dedicado su esfuerzo , manifestó Maduro.

Chávez no ha hablado ni ha sido visto en público desde el 11 de diciembre, cuando fue operado en Cuba de un tumor en la pelvis.

La prolongada ausencia del líder socialista desató conjeturas sobre su salud.

Muchos políticos de la oposición sostienen que Chávez, reelegido a un nuevo mandato de seis años en octubre, no está en condiciones de seguir al mando de Venezuela. Destacan que Chávez no prestó el juramento de cargo el 10 de enero, ante lo cual el gobierno organizó un mitin callejero.

Los aliados del Presidente rechazan tales señalamientos.

Entre tanto, Maduro se metió en los zapatos de Chávez en un torbellino de acontecimientos públicos para mantener una imagen de continuidad del gobierno después de más de cinco semanas de silencio sin precedentes del normalmente apasionado Presidente.

El Vicepresidente y otros ministros del gabinete se han esforzado por asegurar un público nervioso que la administración de Chávez se mantiene firmemente a cargo aun cuando la oposición cuestiona su legitimidad.

Entre los tres eventos televisados celebrados en todo el país el viernes, Maduro ayudó a inaugurar una escuela en el estado natal de Chávez, Barinas, junto con el hermano mayor del presidente, Adán, quien es gobernador del estado.

Todos somos Chávez. Tenemos que sentirnos de esa manera , expuso Maduro durante la visita a la escuela.

El Vicepresidente, a quien Chávez designó como su sucesor, también visitó un centro de formación agrícola en el estado de Lara, donde insistió en la importancia de la eficiencia socialista . Luego habló a la Guardia Nacional en el estado de Zulia, donde culpó a los valores materialistas de exacerbar el crimen. Un día antes, el jueves, Maduro presidió la inauguración de un proyecto de vivienda en Caracas.

El ministro del Petróleo, Rafael Ramírez, dio una actualización sobre los esfuerzos del gobierno para construir nuevas viviendas para los pobres.

Todos los programas de la revolución continuarán. El Gobierno Revolucionario no se ha detenido ni por un minuto , expuso.