Las relaciones entre Cuba y México están marcadas por lazos históricos, por una gran fortaleza, y por grandes vínculos de amistad y solidaridad, y ello no cambiará ni se alterará por cambios en los gobiernos de ambos países, consideró el vicecanciller de Cuba, Rogelio Sierra Díaz.

El viceministro del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba aseguró a Notimex que independientemente de quien gane en las próximas elecciones que se llevarán a cabo el 1 de julio, el diálogo y los vínculos se mantendrán.

“Es nuestra voluntad y disposición, que cualesquiera que sean las autoridades que emergen del proceso electoral que vive México hoy, podamos con esas autoridades sostener un alto nivel de vínculos en correspondencia con la historia que ha caracterizado a las relaciones entre nuestros países”, afirmó el funcionario cubano.

En entrevista, Sierra Díaz destacó que los vínculos entre ambas naciones están reflejados en sectores como el cultural, académico, económico, político, y diplomático.

“Nuestros países han alcanzado una altura de relaciones de Estado donde hay una serie de compromisos e instrumentos que rigen los vínculos entre nuestras naciones, que no tienen por qué cambiarse o alterarse por cambios en los gobiernos de ambos países”, dijo.

Si bien la relación bilateral con Cuba va por buen camino, dijo, “las relaciones son susceptibles de mejorar, sobre todo si hay voluntad y disposición política de las partes para ello. Las relaciones marchan positivamente y sin duda creo que es un momento oportuno para hacer un balance y al mismo tiempo fijar un derrotero”.

Lo anterior, refirió, a partir de que Cuba ha tenido un cambio reciente en su gobierno, y México se encuentra inmerso en una campaña electoral, donde en algunos meses también se elegirá un nuevo presidente.

Ante ello, aseguró que desde el Ministerio y la Secretaría de Relaciones Exteriores de ambos países, se hará todo lo posible para que la relación se mantenga y fortalezca en adelante, situación que será positiva para los vínculos ambos países.

Tras haberse reunido con el canciller mexicano, Luis Videgaray Caso, el vicecanciller cubano explicó que las relaciones bilaterales marchan muy bien, y se comportan de manera destacada, en cumplimiento de los acuerdos y compromisos que se han establecido durante este sexenio.

El diplomático quien estuvo hace apenas unos días en México, participó en una sesión más del Mecanismo de Consulta Políticas entre Cuba y México, el cual existe desde 1996, y que se celebra de manera alterna en capitales de ambos países, para revisar toda la relación bilateral en su sentido más amplio.

El encuentro, dijo, también contribuirá a que se efectúe una reunión del grupo de trabajo migratorio de los dos países, el cual permite una colaboración para enfrentar los desafíos de los flujos migratorios entre ambos países, procurando siempre que este sea un flujo seguro y ordenado.

Sin embargo, ambas naciones también enfrentan retos comunes, uno de ellos, explicó, es el de defender los intereses y preocupaciones de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, ante la política proteccionista de Estados Unidos, así como lo relacionado en temas migratorios con dicha nación.

Otro desafío es el cambio climático, donde, señaló, los países de la región defienden posiciones que no necesariamente coinciden con los enfoques de la administración de Estados Unidos.

Al respecto, puntualizó que México y Cuba, junto con el resto de las naciones de la región, podrían desempeñar un papel positivo para defender las posiciones más justas en la materia, para el futuro de la comunidad regional.

En materia económica, destacó que deben aliviarse las políticas proteccionistas que impiden u obstaculizan la exportación de los productos de ambas naciones hacia otros mercados, siembre con base en la cooperación y el mejor entendimiento entre los dos países.

Rogelio Sierra Díaz recordó que México constituye hoy el segundo socio comercial de Cuba en la región de América Latina y el Caribe. “Hay que decir que los comportamientos del intercambio comercial entre ambos países se han mantenido muy estables a lo largo de los últimos años y con una gradual tendencia a su crecimiento”.

La inversión mexicana también tiene un papel importante en Cuba, refirió, ya que existe una docena de proyectos económicos, que incluyen industrias como la química, farmacéutica y alimentaria.

En materia turística, durante los tres primeros meses de este año de 2018, la visita de mexicanos a la isla ha crecido 8.0%, con relación al mismo período del año anterior.

“México se ha convertido en el principal emisor de turistas a Cuba del área de América Latina y el Caribe, de modo que en esta esfera las relaciones marchan bien y hay cimientos y bases que auguran que podrán seguirse ampliando las relaciones en múltiples sectores de la vida nacional en nuestros países”, aseguró.

“Yo creo que vamos por buen camino, que tenemos bases firmes establecidas entre nuestras naciones y que serán espacios en los que la relación entre México y Cuba podrá seguir fortaleciéndose en adelante”.