Ciudad del Vaticano. El papa Francisco lamentó la actitud de Europa ante los migrantes y, en una entrevista difundida este domingo, le reprochó haberse olvidado de cuando sus ciudadanos migraron a América huyendo de la Segunda Guerra Mundial.

“La madre Europa se volvió demasiado abuela. Se envejeció de golpe”, lamentó el pontífice argentino en una entrevista al programa Salvados de la cadena española La Sexta, retransmitida este domingo.

“El problema de Europa para mí más grande es que se olvidó, se olvido cuando después de la guerra sus hijos iban a golpear las puertas de América”, prosiguió el papa.

Francisco, que durante su mandato se ha pronunciado frecuentemente en favor de los refugiados y los migrantes, aseguró sentir mucho dolor ante los miles de migrantes muertos en el Mediterráneo y no comprender “la injusticia de quienes (les) cierran la puerta”.

También lanzó una advertencia a quienes, como el presidente estadounidense Donald Trump, proponen construir muros para detener el flujo de migrantes.

“Quien levanta un muro termina prisionero del muro que levantó. Eso es ley universal. Se da en el orden social y en el orden personal (...) Las alternativas son los puentes, levantar puentes”, afirmó.

Acepta críticas sobre pederastia

Por otra parte, Francisco aseguró comprender a quienes le reprochan no actuar con mayor contundencia contra la pederastia en la Iglesia, pero defendió haber iniciado un proceso sanador que llevará su tiempo.

“Yo los entiendo, porque uno busca a veces resultados que sean hechos concretos, en el momento”, afirmó Francisco. “Si yo hubiera ahorcado a 100 curas en la plaza San Pedro (dirían): ‘¡Qué bien, ya hay un hecho concreto!’. Hubiera ocupado espacio, pero mi interés no es ocupar espacio, sino iniciar procesos sanadores”, concluyó.