Estrasburgo, Fra. El pleno del Parlamento Europeo ratificó la redistribución de sus escaños tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

En una votación de cara a las elecciones europeas de mayo del 2019, con 566 votos a favor, 94 en contra y 31 abstenciones, la Eurocámara aprobó pasar de los 751 escaños actuales a 705 para la próxima Legislatura (2019-2024).

El Reino Unido abandonará el bloque económico a finales de marzo del 2019 y la marcha de sus eurodiputados beneficiará a 14 países de la UE, los cuales se repartirán 27 de los 73 escaños actualmente ocupados por el Reino Unido. Los otros 46 escaños restantes se reservarán para diputados de futuros países en unirse al bloque.

Francia y España ganaron cinco escaños más, ascendiendo a 79 y 59 representantes respectivamente. Italia aumentó tres para ocupar un total de 76, Holanda también ganó tres para quedarse con 29.

Irlanda sumará dos parlamentarios a sus 11 actuales, mientras que la nueva distribución con base en la población adjudica un escaño adicional a Polonia (51, actualmente), Rumania (32), Suecia (20), Austria (18), Dinamarca (13), Eslovaquia (13), Finlandia (13), Croacia (11) y Estonia (6).

Alemania, el país con mayor representación en la Eurocámara, mantendrá sin cambios los 96 escaños de los que dispone actualmente, mientras que Chipre, Luxemburgo y Malta seguirán ocupando la menor cifra de asientos parlamentarios, con seis cada uno.

El número máximo de diputados nunca podrá superar los 750 eurodiputados más el presidente.

La redistribución deberá ser aprobada por los jefes de Estado y de Gobierno del bloque durante la cumbre del próximo 28 y 29 de junio que se celebrará en Bruselas.