Nueva Delhi. ¿El castigo por violar el confinamiento? Escribir 500 veces “lo siento”.

La policía india ha vuelto a innovar para sancionar a 10 turistas extranjeros que ignoraron el confinamiento en una ciudad del norte del país, anunció la autoridad.

Los viajeros, procedentes de México, Israel, Australia y Austria, fueron detenidos cuando paseaban por las calles de Rishikesh, una ciudad al pie del Himalaya, que los Beatles eligieron para hacer un retiro espiritual en un áshram (lugar de meditación) en 1968.

“El castigo de la policía seguro que les ha devuelto a la infancia. Escribir 500 veces ‘no he respetado las reglas del confinamiento, lo siento’”, dijo el policía local Vinod Sharma.

Debido al confinamiento decretado a finales de marzo para todo el país, los habitantes tienen prohibido salir de sus casas salvo para comprar alimentos o medicamentos.

La policía india ha dejado patente que tiene recursos para amonestar a los infractores del confinamiento. El castigo ha pasado desde correrlos a garrotazos a obligarlos a hacer sentadillas o el salto de la rana.

El primer ministro indio, Narendra Modi, iba a prolongar otras dos semanas la duración del confinamiento, inicialmente de tres semanas, impuesto a los 1,300 millones de habitantes.

India reportó este domingo un balance acumulado de 273 muertos por coronavirus y 8,300 infectados.

En las últimas tres semanas, millones de indios han perdido su trabajo y el confinamiento ha provocado una migración en masa de trabajadores que vuelven a sus pueblos de origen.