El Estado indio más afectado por el coronavirus, que incluye a la megalópolis de Bombay aplicó muevas restricciones este lunes, mientras el país registró por primera vez más de 100,000 nuevos casos en 24 horas.

Con ello el total de contaminados desde el inicio de la pandemia es de 12.5 millones en este país, y el número de muertos por Covid-19 de 165,000.

En el Estado de Maharashtra, el más golpeado, cerca de 60,000 nuevos casos han sido registrados en las últimas 24 horas, sobre una población de 110 millones de habitantes (más de 1,350 millones en toda India).

Las autoridades locales decidieron el domingo adelantar el toque de queda de una hora, de las 20:00 a las 19:00, aplicar un confinamiento el fin de semana, y cerrar bares, restaurantes, cines, piscinas, lugares de culto y lugares públicos, prohibiendo además reuniones de más de cuatro personas.

El primer ministro indio Narendra Modi busca ante todo evitar recurrir a una confinamiento nacional, como el de marzo de 2020, cuyas consecuencias fueron catastróficas para los más pobres.

India ha administrado de momento 80 millones de dosis de vacuna.