Srinagar. Al menos 4,000 personas han sido arrestadas en la Cachemira bajo control indio desde la revocación de la autonomía de este territorio por parte de Nueva Delhi, según señalaron fuentes gubernamentales, dando idea por primera vez de la magnitud de las medidas tomadas por las autoridades para evitar la contestación en la calle.

Según un magistrado consultado por la agencia AFP y que habló bajo condición del anonimato, todas estas personas fueron interpeladas en virtud de la ley sobre seguridad pública, polémica normativa que permite a las autoridades encarcelar a alguien durante un periodo de hasta dos años sin acusación ni proceso judicial mediante.

“La mayoría de ellos (los arrestados) fueron evacuados por avión desde Cachemira porque en las prisiones ya no queda más espacio”, precisó el magistrado, añadiendo que había obtenido las cifras preguntando a sus colegas en el territorio vía un teléfono satelital.

La familia de un comerciante de madera, Sidiq Jan, de 62 años, señaló este domingo que el hombre había fallecido tras inhalar gases lacrimógenos lanzados por las fuerzas del orden.

Interrogado, el gobierno local no respondió a esta demanda. Hasta ahora, sólo se había señalado la muerte de un joven, ahogado cuando trataba de escapar de la policía.

Heridos

Desde el 5 de agosto, día en que India decidió revocar la autonomía constitucional a la parte de Cachemira que controla, las tensiones no han hecho más que aumentar.

El apagón informático (e informativo) y las restricciones de movimiento y reunión han sido una constante en estas semanas. El viernes India empezó a rebajar estas medidas, pero unos altercados que dejaron ocho heridos hicieron que las restableciera.

Un alto funcionario del gobierno dijo este domingo a la AFP que las centrales telefónicas volverían a funcionar con normalidad como muy tarde “al final de la jornada”.