Glendora. Más de 2,000 personas fueron evacuadas de sus casas ayer, dos propiedades han sido destruidas y una persona sufrió quemaduras leves, por el incendio que consume las colinas al pie de los montes San Gabriel, en las afueras de Los Ángeles.

Residentes que se despertaron antes del amanecer para ver las llamas aproximarse recibieron la orden de evacuar sus propiedades.

La televisión mostró imágenes de varios edificios envueltos en llamas en un barrio contiguo al bosque nacional de Los Ángeles, situado al norte del valle de la comunidad de Glendora, en el Valle de San Gabriel.

La policía manifestó que el fuego fue provocado por tres personas que lanzaron papel a una fogata. Los tres fueron apresados bajo el cargo de provocar un incendio por imprudencia.

Policías de Glendora hicieron recorridos casa por casa para ordenar a los residentes que salieran de ahí mientras ráfagas de los vientos de Santa Ana lanzaban brasas hacia la ciudad más abajo y extendían las llamas a los árboles.

Las llamas consumieron más de 12 hectáreas arriba de un vecindario colindante con el Bosque Nacional de los Los Ángeles, al norte de Glendora. El bosque se encuentra a aproximadamente 40 kilómetros al noreste de Los Ángeles.

Las autoridades anunciaron que esperaban avanzar antes del amanecer, cuando se pronosticaban vientos de Santa Ana. Éstos soplan cuesta abajo, extendiendo los incendios de las laderas a las poblaciones más abajo.

Brasas voladoras encendieron palmeras en jardines de casas, mientras los bomberos trataban de combatir las llamas que se acercaban peligrosamente a las viviendas.

El incendio fue reportado a las 5:50 de la mañana y se extendía rápidamente.

California se encuentra en medio de una sequía histórica y el invierno no la ha aliviado.

Se declaró la alerta roja desde el condado de Santa Bárbara hacia el sur hasta la frontera con México, a lo largo de la Sierra Nevada, una vasta área que incluye Los Ángeles, y en zonas al este y norte de la bahía de San Francisco.

Grandes sectores montañosos del sur de California han sufrido los célebres vientos de Santa Ana durante toda la semana.

Generados por una alta presión superficial en el oeste, lejos del mar, los vientos de Santa Ana se forman cuando el aire frío fluye hacia el sur de California y luego se calienta y desciende hacia la costa. Algunas ráfagas superan los 110 kph.

Estos vientos también elevan las temperaturas a niveles estivales.