Maja Krapina continúa obsesionada por la muerte de su hermana de tan sólo nueve meses ocurrida hace varias décadas. “Nos escondimos de los nazis, pero mi hermana lloraba muy fuerte”, recordó en idioma ruso. “Así que mi madre la abrazó muy fuerte intentando que se callara”. Su hermana se ahogó en los brazos de su madre.

La muerte regresaría por su madre más tarde; Krapina y su hermano la descubrieron colgada en una horca de un ghetto judío en Minsk, Bielorrusia, donde vivía la familia durante la Segunda Guerra Mundial. La historia de Karpina no terminaría bien: durante el Holocausto perdió a su padre, abuelos y a otra hermana.

Miles de sobrevivientes del Holocausto han documentado sus historias al tiempo que instituciones hacen todo lo posible para asegurar que nadie olvide lo que ocurrió.

Lo que para la historia de Krapina la hacer ser diferente es que ella la escribió en Snapchat.

Krapina fue entrevistada como parte del proyecto Sachor Jetzt, una idea llevada a cabo entre varios periodistas alemanes que buscan enseñar a las nuevas generaciones lo sucedido durante el Holocausto. Los jóvenes periodistas entrevistan a sobrevivientes del fatal suceso y colocan sus anécdotas en la plataforma.

Los participantes del proyecto Sachor Jetzt han entrevistado a unas 50 personas y recientemente han comenzado a filmar videos en inglés con temas que tienen que ver con Estados Unidos. En uno de ellos aparece Ernie Gross y Don Greenbaum, un sobreviviente y el soldado estadounidense que lo liberó, respectivamente.

En una época en que las ideas de supremacía blanca y críticas antisemitas pululan en las redes sociales, los periodistas que participan en el proyecto Sachor Jetzt intentan advertir a las nuevas generaciones que lo sucedido en el pasado es un peligro del presente y futuro.

Un problema cercano

“El problema que vemos es que el Holocausto no se está viendo como se hacia hace algunos años, como un problema cercano”, comentó Henry Donovan, de 29 años, periodista del periódico alemán Bild y miembro del proyecto Sachor Jetzt.

“El mundo actual se está volviendo cada vez más inestable en términos de antisemitismo”, comentó.

Sachor Jetzt combina a su vez dos palabras de diferentes idiomas, sachor cuyo significado es recordar y jetzt, una palabra alemana que significa ahora. El proyecto inició para estudiantes de periodismo en el 2016, en la Axel Springer Akademie de Berlín.

Sebastian Gubernator, de 26 años, miembro fundador del equipo que ahora trabaja en Die Welt, recuerda que “nuestra idea básica era usar Snapchat más o menos de la manera en que lo usan los adolescentes”.

La famosa aplicación lúdica reconocida por la desaparición de videos y de fotografías editadas con caras de animalitos, no sería el lugar más adecuado para publicar historias de sobrevivientes del Holocausto; sin embargo, si se utiliza con cuidado puede resultar sorprendente.

La mayoría de las entrevistas comienzan con tomas de los periodistas que hablan directamente a la audiencia, presentan al sobreviviente y este cuenta su historia. El tono de los videos es respetuoso, pero casual. No se trata de un documental de History Channel.

“Se les explica que los grabaremos a través de un iPhone y cuando ven el video terminado entienden lo que los periodistas tratan de lograr”, dice Gubernator.

“Estos proyectos son importantes porque humanizan la historia de la Shoah”, el término en hebreo que se refiere al Holocausto, comenta Abraham Cooper del Centro Simon Wiesenthal. “Es importante ver el rostro de las víctimas y escuchar su voz”.

rrg