Buenos Aires. El peronista de centroizquierda Alberto Fernández ganó este domingo la elección presidencial en Argentina sin necesidad de una segunda vuelta contra el gobernante liberal Mauricio Macri, quien culmina su mandato con la peor crisis de la historia del país en los últimos 17 años.

Con casi 90% de las mesas escrutadas, Fernández obtuvo 47.45% de los votos, contra 41.11% de Macri.

De esta manera este abogado de 60 años que postuló en la fórmula con la expresidenta Cristina Kirchner (2007-2015) es el próximo presidente de este país de 44 millones de habitantes.

“Es un gran día para la Argentina”, dijo muy sonriente Fernández, de 60 años, al salir con aire triunfal de su casa a saludar a simpatizantes después del cierre de la elección.

Miles de personas cantaron y saltaron frente al comando de campaña del Frente de Todos al grito de “¡Se siente, se siente, Alberto presidente!”, en medio de banderas con el rostro de la expresidenta.

El regreso de CK

Combativa, retadora, sarcástica, coqueta, la expresidenta Cristina Kirchner partió aguas en la política argentina entre quienes la admiran y aquellos que la detestan. Consciente de las pasiones que desata, en esta campaña electoral optó por pasar inadvertida para lograr que Alberto Fernández llegara a la presidencia.

Con 66 años, senadora de centro-izquierda desde el 2017 y dos veces presidenta entre el 2007 y el 2015, Kirchner se empeñó en la reunificación de la oposición peronista, que aglutina a diversas corrientes desde la derecha hasta la izquierda, para impedir la reelección del liberal Mauricio Macri.

Alberto Fernández celebró en el departamento donde vive, en el edificio River View de Puerto Madero, y brindó junto a familiares y amigos. En un video difundido en redes sociales, se ve al candidato kirchnerista junto a su novia, la periodista Fabiola Yañez, y a un grupo de amigos que cantan: “Un minuto de silencio, para Macri que está muerto”.

México

Argentinos que radican en México acudieron a las urnas con la esperanza de que la economía mejore en el futuro.

“Espero que sea un proceso democrático y haya transparencia en el resultado, gane quien gane tiene que darle al país lo que necesita, mejorando la economía y disminuir la pobreza”, manifestó Bárbara, de 50 años, turista argentina quien tuvo que votar desde México.

Eduardo, de 25 años, quien radica en nuestro país desde hace cinco años, consideró que Macri no merece reelegirse, ya que ha sumido al país en la miseria y la corrupción. “Aunque no estoy a favor del peronismo, a Macri le quedó grande el país, estamos peor y con su reelección no creo que las cosas mejoren. Argentina necesita un cambio y Macri no es la opción”, dijo. (Con información de Perla Pineda)