Bagdad. El ejército de Estados Unidos anunció al número dos del mando militar iraquí que “reorganizará” las fuerzas de la coalición antiyihadistas con miras a “una retirada de Irak segura y eficaz”, en una carta de la que la agencia AFP pudo consultar una copia.

Dos responsables militares, uno estadounidense y otro iraní, confirmaron la autenticidad de la carta, firmada por el general William H. Seely, comandante de las operaciones militares estadounidenses en Irak.

“Respetamos su decisión soberana que ordena nuestra partida”, agrega la misiva, un día después de que el Parlamento iraquí aprobara una moción para instar al gobierno de su país a expulsar a las tropas extranjeras de Irak, que siguió al asesinato del general iraní Qasem Soleimani y de Abu Mahdi al Muhandis, número dos de la coalición paramilitar proiraní Hashd Al Shaabi, el viernes en Bagdad.

“Por respeto a la soberanía de la República de Irak, y según lo reclamado por el Parlamento y el primer ministro, la Coalición reorganizará sus fuerzas para asegurarse de que la retirada de Irak se lleve a cabo de forma segura y eficaz”, indica la carta.

Sin embargo, todo se trató de un error. “La carta de la retirada de Estados Unidos de Irak es auténtica, pero se envió por error”, comentó el jefe del Pentágono Mark Esper. “No hay ninguna decisión de abandonar Irak”.

En el marco de los preparativos de la retirada, la carta anuncia “un aumento de los desplazamientos en helicóptero sobre la Zona Verde y en sus inmediaciones durante la noche”. Numerosos helicópteros han sobrevolado el centro de Bagdad en las últimas noches.

Estados Unidos tenía 5,200 soldados desplegados en Irak antes de que, la semana pasada, llegaran varios centenares más para proteger la embajada, situada en la Zona Verde —un barrio de Bagdad custodiado por importantes medidas de seguridad—, atacada el martes por miles de manifestantes.

Frente al aumento de las tensiones, Washington anunció recientemente el despliegue de entre 3,000 y 3,500 soldados suplementarios en la región.