Los estados brasileños detuvieron este martes la vacunación de embarazadas luego de que una muerte en Río de Janeiro llevó a la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) a recomendar que no se administre la vacuna contra el Covid-19 de AstraZeneca a quienes estén en estado de gravidez.

Una embarazada en Río de Janeiro perdió la vida tras recibir la inyección de AstraZeneca, según el secretario de Salud del estado, Alexandre Chieppe, en un caso que las autoridades aún están investigando.

El estado de Sao Paulo suspendió la vacunación Covid-19 para embarazadas con factores de riesgo y el estado de Río suspendió la vacunación de todas las embarazadas. Ambos estados citaron la recomendación de Anvisa como motivo de la decisión.

Consultado sobre la suspensión, AstraZeneca declaró en un comunicado que embarazadas y quienes estuvieran dando de mamar no fueron incluidas en los ensayos clínicos de su vacuna contra el Covid-19.

Estudios en animales no entregaron evidencia directa o indirecta de daño en materia de embarazos o desarrollo fetal, agregó el texto de la farmacéutica.

El Ministerio de Salud dijo que está investigando el caso, informó el diario Folha de São Paulo, citando un comunicado que la cartera emitió a última hora del lunes. El Ministerio no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios el martes.

La inyección de AstraZeneca se produce y distribuye en Brasil a través de una asociación con el instituto de salud pública Fiocruz.

AstraZeneca y Fiocruz no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.