Moscú. Los presidentes de Rusia y Estados Unidos, Vladimir Putin y Joe Biden, se declararon dispuestos, durante una conversación telefónica el día de ayer 13 de abril, a "continuar el diálogo" para garantizar la seguridad mundial, indicó el Kremlin.

El Kremlin también confirmó en un comunicado que Biden propuso a Putin organizar una cumbre bilateral "en un futuro próximo", pero no precisó si el presidente ruso había aceptado la propuesta.

"Ambas partes se declararon dispuestas a continuar el diálogo en los ámbitos más importantes de la garantía de la seguridad mundial, lo que responde a los intereses no solo de Rusia y Estados Unidos, sino de toda la comunidad internacional", agregó.

Según Moscú, los presidentes Putin y Biden abordaron las tensiones vinculadas con Ucrania. Kiev y los occidentales acusan a Moscú de haber concentrado decenas de miles de soldados en las fronteras de esta exrepública soviética que ambiciona unirse a la OTAN.

Según el Kremlin, Biden también "expresó su interés en la normalización de la situación" con Moscú y "el establecimiento de una interacción estable y previsible sobre problemas tan graves como la estabilidad estratégica y el control de armamentos, el programa nuclear iraní, la situación en Afganistán y el cambio climático mundial".

Biden cambió de tono respecto al pasado 17 de marzo cuando estuvo de acuerdo en llamarlo “asesino”.

Retiro de tropas

El presidente Joe Biden retirará todas suss tropas de Afganistán antes del 11 de septiembre, cuando se cumplen 20 años de los atentados de 2001, poniendo así fin a la guerra más larga en la que participó Estados Unidos pese a crecientes temores de una victoria talibán.

La retirada será cinco meses después de lo previsto en el acuerdo con los talibanes alcanzado por su predecesor, Donald Trump, para el repliegue estadounidense.