El Ministro alemán de Justicia, Heiko Maas, anunció hoy la promulgación de una ley para limitar las posibilidades de que salgan de Alemania posibles yihadistas.

El objetivo es impedir que éstos vayan a luchar o a adiestrarse en campamentos para terroristas. Esa nueva ley es la respuesta de Alemania a la resolución de las Naciones Unidas en contra de los así llamados combatientes extranjeros .

Son residentes o ciudadanos de países europeos que van a luchar con grupos terroristas islámicos. Cuando regresan a Europa están fanatizados y capacitados para llevar a cabo atentados terroristas.

El ministro alemán del Interior, Thomas de Meziere, declaró este día que se están haciendo gestiones para retirar a esos individuos la cédula de identidad y sustituirla por un documento con el que no pueden salir del país.

Otra medida que anunció el ministro alemán de Justicia será contra el financiamiento en Alemania para el terrorismo. Para ello se van a imponer duros castigos incluso cuando alguien otorgue pequeños donativos para financiar el terrorismo.

La tercera medida es la colaboración internacional para intercambiar con rapidez datos sobre posibles yijadistas e individuos sospechosos en ese contexto.

El ministro alemán de Justicia, en cambio, rechazó reintroducir en Alemania el almacenamiento de datos sobre las telecomunicaciones individuales porque argumentó que eso va en contra de la libertad periodística y además en Francia aplican esa media pero no sirvió para evitar los atentados del miércoles en París.

mrc