El sexenio de Andrés Manuel López Obrador arrancó con un incremento en la tasa de desempleo en diciembre, pues se ubicó en 3.6% de la Población Económicamente Activa (PEA), porcentaje mayor en 0.3 puntos porcentuales respecto al mes inmediato anterior y también frente a mismo mes del 2017, y se trata del nivel más alto desde diciembre del 2016, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Por sexo, la tasa de desempleo en los hombres se incrementó de 3.3% en noviembre a 3.5% en diciembre, y en las mujeres pasó de 3.5 a 3.7% en igual periodo de comparación.

Así, hay en el país 2 millones de personas que no lograron incorporarse a un empleo en el último mes del 2018. Considerando el promedio anual, la tasa de desempleo se ubicó en 3.3% de la PEA en el 2018, nivel menor a 3.4% en que se ubicó en el 2017, y en general, la menor al menos desde el 2012.

Por otra parte, la informalidad laboral reportó una tasa de 56.8% de la Población Ocupada, cifra inferior a la de noviembre pasado, que fue de 57.1%, con series desestacionalizadas; así que en este sector hay 30 millones 849,417 personas.

Al respecto, Joan Domene, analista de Invex Casa de Bolsa, comentó que el comportamiento del mercado laboral “marca un deterioro al cierre del año, aunque en promedio se observó una mejora en las métricas de participación, desocupación e informalidad laboral durante el 2018”.

No obstante, consideró el analista, la persistencia de cierta incertidumbre en el sector privado y la reestructuración del gobierno lastrarán la creación de empleo y presionará ligeramente la tasa de desocupación durante este año.

Crece subocupación y precarización laboral

El Inegi informó que el mercado laboral mantiene un crecimiento en la subocupación, aquella que se registra cuando un trabajador tiene la necesidad y disponibilidad de ofertar más tiempo de trabajo de lo que su ocupación actual le demanda; pues ésta representó 7.2% de la Población Ocupada, que es mayor a la del mismo mes del 2017, que cerró en 7 por ciento. De esta manera, en diciembre había 3.9 millones de personas en esta situación.

Por otra parte, las condiciones críticas de ocupación, que se refiere a los empleos que tienen largas jornadas de trabajo o un bajo salario, o ambos casos, reportó una disminución.

Así, incluye a las personas que se encuentran trabajando menos de 35 horas a la semana por razones ajenas a sus decisiones, más las que trabajan más de 35 horas semanales con ingresos mensuales inferiores al salario mínimo y las que laboran más de 48 horas semanales ganando hasta dos salarios mínimos. En estas condiciones se reporta una tasa de 15.3%, un ligero aumento frente a 14.9% de noviembre.

[email protected]