Situaciones como la filtración de datos por Facebook, donde la información de 50 millones de sus usuarios fue expuesta por parte de Cambridge Analytica o ataques cibernéticos a empresas están siendo cada vez más constantes en el ámbito mundial, por ello es importante contar con una póliza que pueda llegar a ampararlo ante escenarios como éstos.

Para protegerse de hechos como éstos, GNP Seguros cuenta con el producto denominado CyberSafe, el cual es un seguro que respalda a las compañías y empresarios, no sólo en los daños a la empresa, también tiene una responsabilidad grande con los afectados, ya sean clientes, socios del negocio o hasta públicos indirectos a la empresa.

En entrevista para El Economista, Salvador Sagon Cuetos, agente de seguros del despacho montejano Pérez y asociados, explicó que en el caso de la filtración de información de Facebook la póliza sería valida si los datos fueron robados y posteriormente publicados en la red social.

“Al momento en que tú te das de alta en esta plataforma, aceptas qué información y quién la puede ver, por lo que no aplicaría esta póliza, ahí serán responsable ellos; a menos que la información sea externa, es decir, se produjo un ciberataque y robaron información a un cliente que cuenta con esta póliza y se publica en Facebook, aquí si aplicaría”, dijo.

Señaló que este seguro no es sólo para el sector empresarial, ya que también lo pueden contratar personas físicas o morales si en su trabajo manejan información que pueda resultar delicada o personal.

La cobertura básica comprende: responsabilidad del asegurado por la seguridad y privacidad de datos; servicios de remediación; defensa y sanciones; responsabilidad derivada del contenido en páginas web; estándar en seguridad de tarjetas de pagos; extorsión cibernética, y daños propios relacionados con protección de datos.

Por otra parte, Opción Seguros cuenta con una póliza de Responsabilidad Civil por Protección de Datos, la cual cubre la pérdida derivada de la violación de información personal, pérdidas derivadas de la violación de información corporativa, entre otras.

Adicionalmente, se puede contratar una protección por infracción a derechos de autor, plagio, piratería por contenidos multimedia, así como extorsión por una amenaza en seguridad e interrupción o suspensión del negocio de un asegurado causado por un fallo de seguridad.

Asimismo, AIG Seguros también tiene un producto enfocado a este tipo de siniestros, el cual tiene una protección en la responsabilidad de datos personales, datos corporativos, seguridad de datos (virus, robos de códigos de acceso, violación, modificación de datos), gastos de defensa, extorsión en la web o interrupción de negocio.

erik.paez@eleconomista.mx