Entrevista a Eufrosina Cruz Mendoza, secretaria de Asuntos Indígenas para Oaxaca.

Eufrosina Cruz Mendoza salió a la luz pública, al lograr una reforma en la Constitución Estatal de Oaxaca y en la Constitución Nacional de México que garantiza que las mujeres puedan ser elegidas para cualquier cargo. El Economista la entrevistó en el marco de la iniciativa Igualando Oportunidades presentada por GINgroup WTC.

—¿Cuáles han sido sus retos personales más importantes?

Lo primero es romper paradigmas de mi entorno cultural y de mi familia. Vengo de una familia donde mamá y papá no sabían leer ni escribir, en donde mi papá entregó a mi hermana a los 12 años para casarse porque era la costumbre, y donde tuve que huir para poder ser mujer y entender mi libertad.

Mi mayor reto en la vida no fue dejar mi historia, sino dejar parte de mi corazón en mi comunidad. Duele mucho arrebatar las cosas a la vida y entiendes que tú lo tienes que hacer, que nadie lo puede hacer por ti. Lo único que buscas es que alguien te dé las oportunidades.

—¿Qué tipo de oportunidades requieren las mujeres?

Las mujeres buscamos oportunidades. Queremos que la cancha esté pareja, que los salarios sean iguales, creo que todavía falta mucho más.

—¿Cómo percibe la igualdad en México?

Se están rompiendo esquemas, pero sigue siendo un reto. Es fundamental visibilizar a las mujeres en su desarrollo, que se entienda lo que es ser mujer y lo que buscamos como mujeres. Necesitamos abrir espacios a las mujeres que no tienen nada, ellas tienen que romper sus propios miedos, es un reto que tenemos como sociedad en todos los estratos sociales de nuestro país.

—¿En qué áreas es más complicada la situación?

En México las mujeres ocupan 3.6% de las posiciones de los consejos directivos de las empresas. En la política, ya llegaron a senadoras y diputadas, pero no las vemos en las comisiones donde se toman las decisiones ni en el gabinete de gobernadores, creo que sigue siendo un reto que se tiene que accionar ya. Sin mujeres falta un pie y una mano para este país.

—¿Cómo combatir la pobreza?

Los indicadores marcan pobreza y marginación y todo mundo se va al tema de la panza, pero es un tema de la mente. Cuando una mente se educa rompe sus propios miedos y paradigmas y empieza a cuestionar y a decidir lo que está bien o mal.

—¿Cuál es la clave para el desarrollo?

Para mí, el eje transversal es la educación, pero no regalando las cosas, sino generando las herramientas para que ellas mismas tengan aspiración y el hambre de arrebatarlos, que nosotros pongamos la cancha mínima para que transiten.

—¿Por qué es tan importante que la mujer participe en la economía?

Sin mujeres, no existe una economía sólida, no hay un PIB en su plenitud. Es importante incorporarlas en la toma de decisiones en todos los niveles, en todos los espacios, en la vida cotidiana de nuestro país, si no lo hacemos, proyectamos que el crecimiento de la economía seguirá bajando.

La señora que trabaja en la misma empresa cuando sale de su labor pasa y compra lo básico para su familia, y el señor va a la cantina y se toma una amarguita. A lo mejor son cosas insignificantes, pero es lo que pasa en la vida cotidiana y eso afecta a la economía.

—¿Cuáles son sus proyectos como secretaria de Asuntos Indígenas en Oaxaca?

Mi reto principal es romper estos esquemas en las comunidades indígenas, ir empoderando a las mujeres, pero en función de cómo ellas quieran hacerlo. Porque de repente, las políticas públicas se realizan desde de la mesa de trabajo y pensamos que esos proyectos van a funcionar y cuando llegas a tierra, resulta que eso no funciona.

Mi sueño es entregar las herramientas correctas para las mujeres indígenas. Un espacio público donde encuentren las herramientas y los aliados correctos, y así trazar tu ruta correcta y tu ruta crítica.

Estoy en la etapa de cruzar esa ruta crítica, de encontrar esas herramientas, mi proyecto es focalizar las estrategias a las mujeres, porque cada una de las zonas de Oaxaca es diferente, somos 570 municipios de los cuales 417 se rigen bajo el sistema de usos y costumbres, somos 70% de población indígena, de las 68 lenguas que se hablan en este país, 16 se hablan en Oaxaca.

—¿Cuál es su plan para las niñas de Oaxaca?

En las comunidades indígenas hay niñas que saben de tecnología, pero el conocimiento se queda en la montaña donde no hay Internet, no hay luz. Con GINgroup y Fundación Televisa vamos hacer una semana de tecnología, donde vamos a traer a esas niñas que ganen en su entorno, primer lugar, y visibilizarlas. La intención es que se seleccionen a las 100 mejores y darles mentorías para que tengan todos los elementos para ingresar a las universidades. Estamos buscando que otras fundaciones y empresas se sumen y apadrinen este proyecto. Una niña que se educa es una niña que transforma su entorno de familia y después el entorno de su comunidad.

—¿Qué otros proyectos tiene?

En mi estado hay talento joven, en arte, en fotografía, otro de mis retos es buscar a los aliados, que me puedan ayudar a generar espacios para que expongan su arte, para que los llevemos al museo de Madrid o al de Nueva York, no nada más darles dinero porque ganaron una exposición. Lo importante es que el mundo se entere que existen estos talentos, que la cultura sea una oportunidad para nuestras niñas y nuestros jóvenes indígenas, no nada más como folclor, sino que en verdad sea cultura.

El reto es abrazar a otras mujeres para construir alianzas más allá de los estratos sociales y de la condición económica, de colores, de tamaños. En las próximas semanas, invitaremos a los empresarios a que abracen los proyectos para el desarrollo, conozcan el proyecto de un fondo semilla y formen parte del Consejo de Administración. Lo que quiero transmitir es que el servicio público sí se puede hacer con dignidad, transparentando todo.

Eufrosina Cruz Mendoza

  • Contadora pública, egresada de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca
  • Fue jefa de departamento y directora Emsad del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Oaxaca (2003)
  • Participó como candidata a la alcaldía Santa María Quiegolani en el estado de Oaxaca (2007)
  • Diputada local por el PAN (2010)
  • Es la primera mujer indígena presidenta del Congreso del estado de Oaxaca. (2010)
  • Diputada Federal (2012)
  • Fue coordinadora de la campaña presidencial de Margarita Zavala (2017)
  • Actualmente, es secretaria de Asuntos Indígenas en el estado de Oaxaca (noviembre del 2018)