La pandemia, los sismos e inundaciones son riesgos que afectan desde nuestra salud hasta el patrimonio, de ahí la importancia que tienen las recomendaciones que los expertos realizan sobre contar con un seguro para hacer frente a estos imprevistos y así, proteger tanto a los suyos como a uno mismo.

En el caso de México, la cultura del seguro ha tenido avances, sin embargo aún continúa en niveles bajos.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), en el país 560,000 familias al año sufren quebranto económico por los costos de una enfermedad, de ahí la importancia de contar con una póliza que le ampare ante las emergencias.

Respecto a los productos que las aseguradoras tienen en su oferta de salud, hay dos productos que, en ocasiones suelen ser un factor de decisión importante: ¿qué seguro conviene? ¿uno de salud o de gastos médicos mayores? ¿cuál tiene más beneficios y cuáles son sus diferencias?

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), dentro Ley de Instituciones de Seguros y Fianzas, existen dos tipos de seguros: gastos médicos y salud.

En un seguro de salud, el contacto con el médico se da a manera de prevención (de hecho, incluyen estudios de check-up inicial y seguimiento) y no al presentarse el padecimiento”, explicó.

La comisión destacó que de manera general estos seguros pueden incluir entre sus coberturas: consultas con médicos generales y algunos especialistas, estudios de laboratorio, orientación médica a distancia, terapias de primer nivel y servicios limitados de ambulancia.

Además, agregó que para el caso de los seguros de salud, éstos pueden ofrecerlos las Instituciones de Seguros Especializadas en Salud (ISES).

“(...) Son las empresas autorizadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y supervisadas por la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) y la Secretaría de Salud (SSA). El costo de este tipo de seguro suele ser relativamente bajo y algunas empresas ofrecen hacer el pago en parcialidades o meses sin intereses”, detalló.

Es importante destacar que al día de hoy, existen sólo nueve ISES autorizadas por la Secretaría de Salud, entre las que destacan Axa Salud, Plan Seguro, Odontored, BBVA Seguros Salud y MediAccess, por mencionar algunos.

¿Y los seguros de gastos médicos?

En tanto, los seguros de gastos médicos mayores tienen la características de cubrir los costos de la atención médica originados por un accidente o enfermedad (hospitalización, honorarios médicos, cirugías, medicamentos, aparatos ortopédicos, tratamientos básicos dentales, ayudas por maternidad, y cobertura en el extranjero).

“En estos seguros el contacto con el médico se da una vez que ya se presentan los síntomas de la enfermedad”, mencionó la Condusef.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), sólo 11.3 millones de mexicanos cuentan con la protección económica de un seguros de gastos médicos mayores.

Y ante el contexto de la pandemia, las cifras muestran la baja penetración del seguro en el país, ya que en el último reporte de la AMIS sobre casos Covid, de los 2 millones 487,747 casos activos reportados por las autoridades en México, sólo 1.42% cuenta con un seguro.

Con este producto, el asegurado participa con un porcentaje de los costos de la atención: el deducible y el coaseguro, también es muy importante tener presente la vigencia de la póliza y la suma asegurada.

“Es importante mencionar que hay productos de Gastos Médicos que incluyen valores agregados, tales como: cobertura dental amplia, padecimientos congénitos, cobertura por muerte del titular, descuentos en farmacias o laboratorios y consultas médicas a domicilio con costo preferencial”, explicó la Condusef.

Actualmente la comisión cuenta con simulador en su sitio de Internet que le ayudará a tener la idea del costo que puede tener un seguro de gastos médicos, ello con el propósito de hacer frente a la elección que tome respecto a estas pólizas.

finanzas.personales@eleconomista.mx