Mientras dure la emergencia sanitaria decretada por el gobierno federal por causa de la nueva enfermedad de coronavirus, los usuarios domésticos de energía eléctrica se verán beneficiados de tabuladores de consumo congelados.

Mediante un acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación este viernes, la Secretaría de Hacienda informó que es consciente de que las medidas de aislamiento social provocarán un mayor consumo de energía eléctrica en los hogares, por lo que decidió suspender la aplicación de la llamada Tarifa DAC, Servicio Doméstico de Alto Consumo, que determina la facturación a partir del nivel de vataje promedio consumido cada mes.

“El resguardo domiciliario, como medida para mitigar la dispersión y transmisión del virus SARS-CoV2 recomendada por la Secretaría de Salud, provoca que la población se mantenga dentro de su domicilio, lo que genera modificaciones en el patrón de consumo de los usuarios domésticos, mediante un incremento en el consumo de energía eléctrica”, explicó Hacienda en el acuerdo.

La medida será vigente a partir del 30 de marzo y terminará siete días después de que el gobierno federal anuncie la conclusión de la emergencia sanitaria.

Durante ese periodo, señala el acuerdo, “no se podrán realizar reclasificaciones a la Tarifa DAC a los usuarios de servicio doméstico de energía eléctrica”.

El 30 de marzo, el gobierno de México decretó una emergencia sanitaria nacional para enfrentar la expansión de la nueva enfermedad de coronavirus, el Covid-19. Entre las medidas adoptadas por la emergencia se determinó la realización de una "jornada de sana distancia", que implica el cierre de actividades comerciales no esenciales y sugiere a la población el mayor aislamiento posible.

Al viernes 17 de abril, en México se habían acumulado 6,875 contagios de Covid-19 confirmados y 546 defunciones.