La pandemia del coronavirus provocó un fuerte impacto en la economía global dejando como consecuencia que diversas empresas se vieran forzadas a despedir trabajadores, reducir el salario de sus empleados o en algunos casos, descansarlos sin goce de sueldo. Esto ocasionó que la economía de miles de familias se afectaran o sus ingresos disminuyeran.

Pese a que parece que el panorama no es alentador, algunas personas han mejorado su situación financiera ya que han encontrado trabajo en las últimas semanas, o bien, cuentan ya con un ingreso adicional a través de diferentes acciones como la venta de comida o emprendiendo un negocio, por lo que sus bolsillos han tenido un respiro y poco a poco han fortalecido sus finanzas.

A decir de los expertos, existen algunas señales o indicadores que demuestran que las finanzas personales van en mejoría.

Alejandro Saracho, director de la consultora de educación financiera Reconfiguración Financiera, explica que la manera más clara de una recuperación económica es cuando se pueden cubrir los compromisos mensuales con más facilidad que antes.

Otro indicador, dijo, es cuando tenemos más dinero al final del mes, ya sea porque se incrementaron los ingresos o porque se simplificaron los gastos.

“Notar que las finanzas están mejorando no se traduce en gastar más. En medio de las crisis, no es momento para compras emocionales”, afirmó.

A su vez, Arturo Rosales, director de Finanzas de la inmobiliaria digital Homie.mx, uno de los primeros indicadores de una mejora en la cartera es poder generar un ahorro, por muy pequeño que sea.

“Tener contemplada una cantidad mensual y sobre todo tener un excedente al final de la quincena, es síntoma de que la administración del gasto es la adecuada y se puede ejercer otro tipo de acciones, como aumentar el porcentaje de ahorro y lo más importante poner a trabajar al dinero”, aseguró.

Otra de las variables que se pueden detectar como signo de mejoría es la contratación de nuevos productos financieros o crediticios, siempre y cuando, se tenga claro el objetivo por qué se contrata ya sea para cuestiones de salud, educación o de ahorro.

“Contraer deuda controlada y que la capacidad financiera permita los pagos sin contratiempo, manteniendo la misma calidad de vida o gasto corriente; es un claro ejemplo de que la economía personal o familiar va en mejora, hoy vemos a la banca ofreciendo magníficas tasas de interés y hasta en una cierta guerra por ofrecer un mejor beneficio a sus usuarios”, aseguró.

Rosales indicó que en ocasiones los mexicanos acostumbran ver la contratación de un seguro como un gasto innecesario, pero ante la contingencia que vivimos, muchos están tomando conciencia de la importancia de esta inversión.

“Un signo de mejoría es asegurarse y asegurar a la familia o bienes, se toman medidas de prevención que en caso de un escenario funesto son una herramienta de gran ayuda para la economía personal”, aseveró.

Otra de las señales que indican una mejoría en el bolsillo es al momento de comprar la despensa, pues en palabras del directivo, además de cubrir las necesidades básicas del hogar, si la economía o bolsillo permiten comprar en un artículo extra que no se tenía pensado y no desbalancea el presupuesto, es un signo que ejemplifica una mejora económica.

Ahorro o inversión, el mejor camino

En opinión del director de Reconfiguración Financiera, si se tienen ingresos extra o se siente una recuperación económica, lo mejor será contratar algún seguro o invertir ese excedente.

Si se decide invertir en un seguro, se estará blindando contra imprevistos, sin embargo, se debe considerar que esto también es un compromiso mensual.

En cualquiera de las dos opciones, el experto de finanzas personales aconsejó revisar la situación financiera y decidir que opción conviene más.

“Pienso que es mejor poner a trabajar el dinero. Hay que recordar que hay opciones de inversión a corto, mediano y largo plazo, por lo que se tendrán que revisar los plazos del instrumento en el que decida invertir y ver si se ajusta a sus necesidades”, dijo Saracho.

Mientras que para el director de Homie.mx, si comienza a detectar problemas o complicaciones financieras, lo mejor es buscar asesoría; sobre todo negociar la deuda para no acumular más intereses y que su situación en Buró de Crédito no se vea afectada.

montserrat.galvan@eleconomista.mx