La próxima cuesta de enero del 2021 será una de las más pesadas que vivirá la población debido al contexto económico que se vive, advirtieron académicos del Instituto de Investigaciones Económicas (IIE) de la UNAM.

Durante la conferencia virtual “¿Cómo organizar los gastos de fin de año?”, investigadores de la Máxima Casa de Estudios alertaron que ante la crisis que se vive a causa de la pandemia por el coronavirus; lo mejor es aumentar el ahorro, ser previsores y planificar los gastos rumbo a las fechas decembrinas.

Eufemia Basilio, académica e integrante del IIE, sugirió a la población que si antes se ahorraba un 10 o 15%, lo mejor es aumentar ese porcentaje a un 25 o 30%, pero sólo si las finanzas lo permiten.

“Es importante tener ese guardadito porque seguramente la cuesta de enero será más pesada, por eso es bueno tener ese ahorro para enfrentar cualquier emergencia o gasto, guardar una parte del ingreso es una muy buena opción”, aseveró.

A su vez, el también investigador Moritz Cruz, señaló que contar con un pequeño colchón financiero permitirá salir de cualquier eventualidad o solamente cubrir gastos inesperados.

Señaló que si bien, como economista recomendaría a la gente saliera y comprara para impulsar la actividad económica, por desgracia, esto está ligado al consumo y poder adquisitivo de los compradores, muchos de los cuales en este momento, su situación no es la más idónea.

kg