Cuando se habla de ahorro, en la mayoría de los mexicanos persiste cierto escepticismo hacia los instrumentos formales, a tal grado, que sólo 15.1% de la población ahorra en este tipo de productos, mientras que 61.3% pierde dinero ya sea por ahorrar parcial o totalmente en instrumentos informales, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF) 2015.

Al guardar su dinero en instrumentos informales, pierde poder adquisitivo debido al efecto que la inflación tiene sobre su dinero; dicho de otra manera: por el alza de precios, puede comprar menos con su dinero si éste no incrementa en la misma proporción.

Por ello, es recomendable ahorrar en instrumentos formales, pero no sólo eso, sino buscar productos de ahorro e inversión que le generen rendimientos anuales equivalentes, al menos, a la inflación de cada año.

Con la inflación lo que perdemos es poder adquisitivo a través del tiempo; lo que podemos consumir hoy con 100 pesos no lo podemos consumir en un mes, y ya no se hable en un año, por lo tanto, entre nuestros objetivos de ahorro y de inversión debería estar precisamente vigilar que no se pierda ese poder adquisitivo, ya no hablo de incrementarlo, sino de no perder nuestra capacidad de compra , conminó en este sentido Abraham Vergara Contreras, académico de la Universidad Iberoamericana.

En busca del producto indicado

Para combatir el efecto de la inflación en nuestro dinero hay que hacer una separación entre los productos de ahorro e inversión que le den rendimientos superiores a la inflación y los que le dan ganancias inferiores.

Sin embargo, si sólo se quiere preservar el poder adquisitivo del dinero, los rendimientos no son la única variable que debería tomar en cuenta al decidir dónde depositar su dinero.

Si el objetivo es no perder el poder adquisitivo, evite entrar en instrumentos financieros riesgosos, porque ahí no nada más pudiéramos perder poder adquisitivo, sino todo nuestro dinero , advirtió Vergara Contreras.

Por ello se recomienda buscar instrumentos que tengan tres características fundamentales: que generen rendimientos por encima de la inflación (actualmente de 4.72%), sean de bajo riesgo (no expuestos a gran volatilidad) y tengan una alta liquidez, es decir, que pueda disponer de los recursos fácilmente.

Entre los productos que pueden cubrirle de la inflación destacan los certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes), cuyos rendimientos anuales oscilan entre 6.21 y 6.64%; si al rendimiento de los Cetes a 28 días (6.21%) se le resta la inflación del 2016 (que cerró en 3.36%), la ganancia es de casi 3 puntos porcentuales reales.

Otro instrumento que se vuelve muy atractivo, sobre todo con las alzas en la tasa de interés del Banco de México (Banxico), son las aportaciones voluntarias en las administradoras de fondos para el retiro (afores), consideró el académico de la Universidad Iberoamericana.

Con los incrementos en las tasas de interés, de los cuales restan un par al menos en el año, los rendimientos llegan a alcanzar 12% anual, y, con una inflación que para este año se calcula que esté entre 4.5 y 5%, con esta aportación estamos cubriendo esa pérdida de poder adquisitivo y hasta estamos generando una ganancia adicional , agregó.

Además de cubrirle de la inflación, el riesgo de estos instrumentos es mínimo y su liquidez, alta.

Los instrumentos que hay que evitar

Por el contrario, uno de los instrumentos más nocivos para el valor de su dinero es la cuenta de nómina.

Aunque al final (el rendimiento) depende de cada banco, en la cuenta de nómina, donde recibe su sueldo, pierde poder adquisitivo; no quiere decir que le quiten dinero, pero, si bien le va, quizá le dan 2% de interés , agregó Vergara Contreras.

Si guardó el año pasado su dinero en una cuenta de nómina que ofreció 2% de interés, tomando en cuenta que la inflación fue de 3.36%, obtuvo -1.36% de rendimiento; es decir, su dinero perdió valor.

Otro de los lugares menos recomendables para el poder adquisitivo de sus ahorros son los pagarés bancarios.

De acuerdo a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), las ganancias de los pagarés con rendimiento liquidable al vencimiento a 360 días oscilan entre 1.23% (en Santander) y 7.60% (en Bankaool).

En todos los instrumentos es importante leer las letras chiquitas de los contratos, debido a que algunos prometen ciertos rendimientos pero sólo a determinados montos o plazos.

Finalmente, al ahorrar en instrumentos informales (como debajo del colchón o tandas) existe un gran riesgo, debido a que el dinero es susceptible de ser robado y además el valor de sus ahorros disminuye en la misma proporción que la inflación.

No ganamos ningún tipo de interés, ni 1 o 2% de la cuenta de nómina, entonces ahí perdemos aún más poder adquisitivo, y el riesgo del dinero es mayor, es decir, la pérdida real sería equivalente, al menos, a la inflación , concluyó el académico de la Universidad Iberoamericana.

[email protected]

Características del Instrumento Ideal