La Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC) realizará actividades para recaudar fondos, que iniciarán con un boteo y venta de abrazos el 25 de junio en cinco municipios del estado, para terminar de construir el edificio donde se atiende a los menores.

La directora de la AMANC Querétaro, Mariana Fernández, informó que cada año se detecta a 180 menores con este padecimiento, frente a los 70 niños que se detectaban hace 7 años, cuando empezó a operar esta asociación en la entidad.

Consideró que la pobreza, la negación y sobre todo la ignorancia, ponen en riesgo a los niños que padecen esta enfermedad, porque en el 40% de los casos, el cáncer se detecta en una fase muy avanzada y causa la muerte del menor.

Las familias no saben qué es el cáncer, no saben que existimos asociaciones como AMANC, que te puede pagar ese tratamiento y por decir: no sé qué es, pero suena caro, hay veces que simplemente no se trata o empiezan y abandonan por no tener para el transporte para llegar al hospital , explicó.

En lo que va del año, se tiene registro de 220 niños que acuden por apoyo a esta asociación y al Hospital del niño y la Mujer para recibir el tratamiento contra el cáncer.

El 80% de estos menores viven en comunidades alejadas y requieren un albergue, que se encuentra al 70% de su construcción con la organización de AMANC.

Para conseguir los recursos se realizará un boteo y un Radiotón el sábado 25 de junio en las plazas de los municipios de Querétaro, Corregidora, El Marqués, Tequisquiapan y San Juan del Río.

Durante todo el día, los voluntarios de AMANC venderán abrazos , fotos y bailes a tan sólo 10 pesos, para concluir la construcción, aunque no se dio a conocer el monto que hace falta para el edificio.