El secretario de Turismo de Campeche, Jorge Manos Esparragoza, reconoció que la economía del estado se ha visto afectada por la dependencia petrolera; sin embargo, se continúan realizando acciones de diversificación, entre ellas, convertir a la industria turística en un motor económico de la entidad.

Alrededor de 80% de la actividad económica de Campeche depende de la minería petrolera, pero ante los bajos precios del petróleo y la disminución de la producción de hidrocarburos, la entidad cayó en una crisis.

Ante esta situación, en entrevista con El Economista, Manos Esparragoza explicó que el gobierno estatal tiene como objetivo diversificar su economía, por lo que “una de las estrategias que se ha desarrollado es impulsar el turismo”.

“Los bajos precios del petróleo provocaron que hayamos perdido más de 40,000 empleos; hoy Campeche tiene que diversificar. El futuro del estado es el turismo y hay que aprovechar la política federal que se está dando con el Tren Maya”, explicó el funcionario.

Detalló que esta apuesta al turismo también ayuda a que otras áreas de la economía se fortalezcan.

“Específicamente estamos haciendo que el turismo de reuniones atraiga empresas, mientras hacemos el evento o congreso en Campeche les enseñamos las áreas de oportunidad para invertir, como en manufacturas”, expuso.

En el 2018, dijo, arribaron 1.2 millones de turistas al estado; para el año en curso se proyecta llegar a 1.4 millones de viajeros.

“Estas cifras pueden aumentar, seguimos en cálculos para saber a cuánto ascendería el número de visitantes con el Tren Maya.

Hoy Campeche tiene muchas oportunidades para invertir, tenemos la reserva ecológica más grande después del Amazonas, que es Calakmul”, sostuvo.

Reconoció que otro factor positivo que se suma a la situación actual es la alianza regional entre Campeche, Quintana Roo y Yucatán.

“Principalmente estamos haciendo alianza como Yucatán península, ahí vemos temas de promoción y estamos teniendo mayor alcance. Ofertamos nuestras selvas, playas y atractivos arqueológicos”, mencionó.

También se tiene otra alianza llamada Los Estados del Mundo Maya, donde están Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas, y que detona una serie de rutas turísticas con enfoque cultural, como la promoción café, añadió.

Incertidumbre

Jorge Manos Esparragoza, quien también preside la Unión de Secretarios de Turismo, explicó que, ante la eliminación del Consejo de Promoción Turística, se ha generado una fuerte preocupación.

“Mis homólogos de otros estados están preocupados porque no pueden ir a eventos nacionales e internacionales. Muchas entidades dependían de los recursos federales y las alianzas en algunos casos no son suficientes”, dijo.

“Campeche, Tlaxcala y Colima son destinos que, actualmente por su población y cuestiones geográficas, no manejan las grandes bolsas económicas, no tienen los grandes fideicomisos ni los mismos números de hotel como en Cancún y Baja California Sur. Estamos buscando cómo recibir apoyo”, agregó.

También, expuso, ya se está cabildeando en el Congreso de la Unión para que en el próximo presupuesto de egresos se aumenten los recursos al turismo.

[email protected]