El 2017 significó para San Luis Potosí obtener finanzas sanas: superávit récord y endeudamiento sostenible.

El estado registró el superávit financiero más alto en su historia el año pasado, de 2,647 millones de pesos, impulsado principalmente por la negociación con Ford Motor Company.

El gobernador Juan Manuel Carreras López precisó que el 2017 fue atípico pues, si bien la negociación con la automotriz contribuyó con 44% de este superávit, acciones como la reestructuración de deuda, la reducción en gasto corriente y el incremento en gasto de inversión contribuyeron con un mayor ingreso.

Explicó que la reestructuración de la deuda bancaria generó una disminución de 840 millones de pesos en los pagos por realizar durante la actual administración. En ésta buscó tener amortizaciones equilibradas y progresivas acorde a la capacidad financiera estatal.

La reducción en el gasto corriente fue de poco más de 3%, es decir, de 265.1 millones de pesos, mientras que el gasto de inversión se incrementó 61.6%, en 1,655.9 millones de pesos respecto a lo presupuestado.

Sobre Ford, San Luis Potosí presentó un ingreso de 1,169.1 millones de pesos; además de la negociación de adeudos con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), con lo que se obtuvo un incentivo fiscal de 1,111.2 millones de pesos por el pago de pasivos acumulados del Impuesto sobre la Renta del sector educativo, y el incremento de 17.4% en ingresos propios en relación con el cierre del 2016.

El secretario de Finanzas, José Luis Ugalde Montes, aclaró que los recursos fueron aplicados en el pago de pasivos del sector educativo, al que se destinaron 1,842.3 millones de pesos, mientras que 527 millones fueron para la liquidación de la plataforma de 220 hectáreas del proyecto de la armadora, para que el predio sea patrimonio de los potosinos, y 277.7 millones para el pago de pasivos en pensiones del estado.

Dijo que San Luis Potosí muestra una variación al alza en las participaciones federales, lo cual se debe principalmente al aumento en la recaudación propia, lo que ubica a la entidad como la segunda con mayor incremento del país, sólo detrás de Baja California Sur.

El mandatario destacó que existen muchos factores que inciden en las finanzas públicas del estado, sin embargo, “sin disciplina en el gasto, no sería posible obtener resultados favorables”.

En verde

A lo anterior se añade que el Sistema de Alertas de la SHCP arrojó que en el 2017 el nivel de endeudamiento de San Luis Potosí se ubicó en semáforo verde, es decir, sostenible.

[email protected]