Guadalajara, Jal. Los hechos violentos que en últimas semanas se han intensificado en el vecino estado de Michoacán comenzaron a repercutir en el costo de productos agrícolas en los que esa entidad es altamente productor, como son aguacate y limón.

De acuerdo con Mauro Jiménez Íñiguez, vicepresidente de Consejos Estatales del Consejo Nacional Agropecuario, en el último mes, el precio del aguacate subió más de 120%, al pasar de un rango de entre 150 y 170 pesos por caja de 10 kilos a entre 340 y 350 pesos por caja.

En parte sí tiene que ver con el tema de la inseguridad en Michoacán y los retenes que se han instalado en ese estado y que obligan a los choferes de los camiones de carga a rodear más y eso encarece el precio , dijo el agroproductor.

El también ex dirigente del Consejo Agropecuario de Jalisco sostuvo que tanto el flete como las pólizas de seguros aumentan los costos y los productores lo trasladan al precio de los alimentos.

Aun así, destacó, en caso de que por cada kilo pagara 1 peso de flete y éste se duplicara, pues el producto aumentaría sólo 2 pesos, tampoco es para que se vaya a 30 o 40 pesos el kilo de aguacate .

TEMPORADA AGRIA PARA EL LIMÓN

En tanto, el costo del limón se disparó hasta 300% en las últimas tres semanas, al pasar de 10 a 30 pesos por kilo, en su precio al consumidor final.

Mauro Jiménez explicó que en el caso del cítrico, el encarecimiento obedece, entre otros factores, además de los conflictos en Michoacán, a las afectaciones provocadas por los fenómenos climatológicos en los estados de Tabasco y Veracruz, principales productores del limón persa.

NO HAY ESCASEZ

Por su parte, comerciantes del mercado de abastos de Guadalajara, entrevistados por El Economista, reportaron un alza promedio de casi 70% en el precio del limón, mismo que pasó de 10 a 17 pesos el kilogramo al mayoreo; en tanto, el costo del aguacate aumentó de 15 a 25 pesos por kilo en su precio al mayoreo.

Bodegueros de la central de abasto descartaron, sin embargo, que se haya presentado escasez en alguno de los dos productos.

Los comerciantes mayoristas indicaron que el impacto en el precio afecta no sólo a los consumidores locales, ya que a la central de abastos de Guadalajara acuden compradores de otros estados. De acuerdo con la Unión de Comerciantes del Mercado de Abastos, 80% de los productos que se comercializan en el mercado tapatío es para abastecer a otras entidades como Nayarit, Sinaloa, Sonora y Baja California.

[email protected]