Querétaro, Qro. Las inundaciones suscitadas en Tequisquiapan, municipio al sur de estado, afectaron a establecimientos comerciales, hoteles, restaurantes, entre otros. En un reporte preliminar la administración municipal reporta al menos 30 negocios afectados, además de nueve hoteles.

En paralelo, la delegación Querétaro de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac) reporta ocho asociados afectados por las inundaciones, casos en los que el agua ingresó a una altura de entre 1 y 1.5 metros.

Los negocios afectados se localizan principalmente en la entrada del destino Pueblo Mágico, así como en la zona centro, manifestó el presidente de Canirac en Querétaro, Octavio Mata Rivera.

“Sí traemos un problema muy grave en Tequisquiapan (…) los negocios inundados llegaron a un nivel de 1 a 1.5 metros (de agua), toda la zona de la parte donde está la entrada a Tequisquiapan y muchos más del Centro Histórico”, detalló.

Aunque ha comenzado a bajar el nivel del agua, dijo, ahora sigue el proceso de limpieza y recuperación económica, debido a que hay pérdida de materia prima, de inmuebles y aparatos electrónicos.

“Está bajando el nivel del agua, pero ahora sigue el proceso de limpieza y de recuperación, porque se perdió materia prima, eléctricos, mobiliario y tenemos muchas cosas. Vamos a tener acercamiento con la autoridad, con gobierno del estado, para ver de qué forma ayudamos a estos negocios”, destacó.

Además de los negocios afiliados a la cámara, hay más establecimientos no afiliados que también presentan afectaciones, por lo que se buscará una reunión con autoridades locales con el objetivo de gestionar esquemas de apoyo en general para los establecimientos dañados, comentó.

Además de restaurantes la cámara también agremia a hoteles radicados en Tequisquiapan, por lo que continúa el levantamiento de información para cuantificar la totalidad de daños.

Debido a las inundaciones, estos negocios tampoco se vieron favorecidos por la derrama económica que pudo haber generado el periodo de festejos patrios.

“Estos días no pudieron operar sus establecimientos y también lo vemos como una pérdida. Muchos turistas ya no llegaron, se tuvieron que cerrar las calles para controlar el tema y esto afectó para que la gente no llegara a hospedarse o a comer”, refirió.

La delegación Querétaro de la Cámara Nacional del Comercio en Pequeño (Canacope) también reportó afectaciones en 70 comercios asociados, lo que implica pérdidas económicas, refirió el dirigente de la cámara, Sergio Martínez de León.

Tequisquiapan, al sur de la entidad, es un destino cuya actividad económica es predominantemente turística, desde el año 2012 cuenta con el distintivo de Pueblo Mágico, el cual este fin de semana se vio afectado por la creciente de la corriente de la presa Centenario y del río San Juan, lo que derivó en diversas inundaciones.

El reporte preliminar de daños materiales también enlista afectaciones en 177 Parcelas, principalmente de las localidades San Nicolás y Bordo Blanco, así como 141 domicilios; cinco fraccionamientos, nueve hoteles, 30 negocios, dos instituciones educativas y dos edificios públicos: La Pila y Casa Cultural.

Al corte de las 12:30 horas de este miércoles 22 de septiembre, la coordinación de Protección Civil de Tequisquiapan informó que conforme al monitoreo y recorrido que realizó la presa Centenario y río San Juan, el reporte de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) a las 11:00 horas informa que se siguen recibiendo escurrimientos en la presa de 90 metros cúbicos por segundo, que significa una disminución continua, pues a las 23:00 horas del martes era de 126 metros cúbicos por segundo. Este menor flujo ha disminuido considerablemente las zonas inundadas en el municipio.

Estrategias

El presidente municipal de Tequisquiapan, Antonio Mejía, sostuvo un encuentro con empresarios del municipio (hoteles, restaurantes y prestadores de servicios turísticos), en el que anunció que se gestiona con gobierno del estado un estímulo económico para apoyar a los afectados por las inundaciones.

En un comunicado de prensa, la administración municipal informó que hubo afectaciones en nueve hoteles de 60 que hay en el municipio (con 1,050 habitaciones), sin que el municipio sea afectado en su actividad turística.

En el encuentro, el edil puntualizó que se requerirá una estrategia que ayude a mantener continúa la actividad turística de la demarcación. Entre las acciones inmediatas, se implementarán medidas sanitarias, de limpieza, salinización y rehabilitación de hoteles, restaurantes, comercios, viviendas y zonas afectadas.

estados@eleconomista.mx