Empresarios del sector restaurantero informaron que durante la segunda mesa de negociación con autoridades de la Ciudad de México, propusieron una ampliación de horario de atención, el fin es que puedan cerrar los establecimientos hasta las 22:00 horas.

De acuerdo con la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), los Directores de Cadenas de Restaurantes (Dicares) y la Asociación Mexicana de Restaurantes (AMR), esta medida obedece al objetivo de equilibrar la salud y economía en la urbe.

“La propuesta tendría dos efectos positivos, por un lado, permitiría disminuir las aglomeraciones en el transporte público, ya que clientes y miles de empleados de los restaurantes no lo utilizarían para trasladarse, y por otro, permitiría sobrellevar la difícil situación que enfrentan los restauranteros, considerando que el 45% de sus ventas totales se da en el horario nocturno”, expusieron.

Reiteraron que se seguirán teniendo mesas de diálogo y negociaciones con el gobierno de la Ciudad de México, esto a fin de seguir generando propuestas y acuerdos que favorezcan a todo el sector.

Cabe recordar que la semana pasada se llevó a cabo la primera mesa de negociación entre el sector restaurantero y autoridades locales, para que las unidades dedicadas a la venta de comida preparada pudieran abrir con comensales en pleno color rojo del semáforo epidemiológico.

Derivado de ello, se le permitió a los establecimientos reabrir desde el pasado lunes 18 de enero en terrazas y mesas al exterior, dando servicio hasta las 18:00 horas.

Habrá más apoyos

Por su parte, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum  Pardo, adelantó que será este viernes cuando vayan a presentar más apoyos económicos para los trabajadores del sector restaurantero.

“Vamos a ampliar el presupuesto de estos apoyos dado que se han solicitado más”, informó en la videoconferencia de este jueves.

Debido a que la capital del país regresó al color rojo, el gobierno local anunció que daría un total de  100,000 apoyos directos a los trabajadores del sector restaurantero, cada uno por 2,200 pesos.

kg