Guadalajara, Jal. El gobierno municipal de Guadalajara no usará como pretexto un posible recorte para los municipios en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) del próximo ejercicio fiscal.

A través de su capacidad de gestión ante los gobiernos estatal y federal, el municipio buscará reponer los 1,000 millones de pesos que proyectaba captar de la Federación para obras de infraestructura, mientras que, con ahorros y eficiencia en el gasto, la capital jalisciense prevé aumentar el próximo año 400 millones de pesos el presupuesto municipal, que este 2019 cerrará en 9,600 millones.

En entrevista con El Economista, el alcalde de Guadalajara, Ismael del Toro Castro, descartó que el municipio vaya a recurrir a la contratación de deuda, a la creación de impuestos o a incrementar los actuales para generar recursos propios.

“Hay una incapacidad total, una puerta cerrada para la gestión de proyectos de obra pública. Nosotros habíamos previsto que fueran alrededor de 1,000 millones de pesos para la ciudad en la capacidad de gestión, eso está totalmente cerrado, pero tampoco vamos a encontrar pretexto. Vamos a buscar las formas y entender la nueva realidad que vive el país”, comentó Del Toro.

Refirió que, pese a los posibles recortes presupuestales, el estado de Jalisco gestionó y obtuvo del gobierno federal una bolsa de 4,500 millones de pesos para concluir la Línea 3 del Tren Ligero y 260 millones para el entorno de las estaciones de ese sistema de transporte.

Mientras, añadió, el martes pasado durante la visita del secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, se obtuvo el compromiso del funcionario federal para aportar 500 millones de pesos para la policía metropolitana.

“Las formas son muy distintas, pero hay que buscar la ruta correcta para que los tapatíos puedan tener de regreso los recursos que se pagan en impuestos y que se entregan a la Federación, para beneficio directo de los ciudadanos”, indicó el munícipe.

Al referirse a los indicadores económicos de la capital jalisciense, el presidente municipal destacó que, en captación de inversión, Guadalajara prevé superar la meta de 20,000 millones de pesos proyectada a inicios del 2019, y alcanzar los 25,000 millones al cierre del año, principalmente en los sectores inmobiliario, comercio y servicios, turismo y salud.

Ismael del Toro indicó que el crecimiento en la inversión es resultado de las políticas públicas implementadas por su gobierno en áreas como planeación urbana y promoción económica.

“Uno de los déficits de la ciudad de Guadalajara, obviamente por su condición de centralidad urbana, es la captación de inversión. Se tuvo que cambiar la visión con la que se iba a promover y los rubros en los que se iba a promover la generación de inversión y hemos tenido muy buenos resultados”, precisó.

Infraestructura

Sobre los proyectos de infraestructura que priorizará el gobierno tapatío, Del Toro Castro destacó que en el 2020 la bolsa propia para obra pública rondará los 900 millones de pesos, además de los recursos que logre gestionar con el gobierno estatal.

Este 2019, el municipio cerrará con 980 millones de pesos destinados a obra pública, por lo que el próximo año la inversión en ese rubro podría rondar 1,000 millones.

Durante el actual trienio, la apuesta de la ciudad capital será por la recuperación del espacio público como una medida para prevenir la inseguridad.

“La apuesta a camellones, banquetas, parques, mercados municipales y unidades deportivas es el gran objetivo del modelo de estos tres años en cuanto a obra pública”, puntualizó el alcalde.

En el programa de obra destacan el Distrito Cultural con la remodelación de la plaza Juárez y la generación de espacios de estacionamiento en esa zona del primer cuadro de la ciudad “para que la Iniciativa Privada pueda desarrollar esa zona como un distrito cultural”.

En tanto, para el mercado de abastos se contempla un proyecto para que, además de centro logístico, cuente con un corredor gastronómico de calidad que sea también un atractivo para los visitantes de Expo Guadalajara, que se encuentra a unos pasos de la central de abasto.

Seguridad

Tras reconocer que la inseguridad sigue siendo un tema pendiente por resolver con la coordinación de los tres niveles de gobierno, el alcalde tapatío afirmó que no es un factor que ahuyente inversiones en la ciudad, y prueba de ello es el incremento en la captación de capitales.

“No hay una pérdida de comensales en la industria restaurantera, y nunca hemos visto la ciudad paralizada por cuestiones de inseguridad. Nos hemos enfocado este año en bajar la incidencia en los delitos específicos que afectan a las personas, los delitos patrimoniales y tenemos buenos resultados (...) También es una agenda en la que tenemos sinergia con los sectores empresariales”, manifestó.

Guadalajara es el municipio que registra los mayores ingresos presupuestarios en el país, alcanzando alrededor de 10,000 millones de pesos durante el año pasado.

[email protected]