Guadalajara, Jal. Con una inversión de 60 millones de dólares y la proyección de generar 950 nuevos empleos, este miércoles inició la construcción de la planta II de Grupo Recal en el municipio conurbado de El Salto.

De acuerdo con el presidente del grupo, René Calderón Bujdud, la compañía decidió cerrar sus centros de producción en Ciudad de México y Monterrey, y concentrar sus actividades en Jalisco, donde aumentará entre 30 y 50% su capacidad de fabricación de estructuras de acero para incrementar su participación en el mercado de exportación hacia Estados Unidos.

“La nueva planta nos ayudará a consolidad nuestra actividad exportadora con esta inversión financiada en un 80% de nuestros bancos lo cual, a su vez, es un reflejo de la confianza que nuestra empresa inspira”, refirió el presidente del grupo, quien precisó que con la ampliación, la empresa tendrá capacidad para producir 40,000 toneladas de estructuras de acero.

Debido a que la compañía importa materia prima desde Asia y Europa, la ubicación de la planta de El Salto es estratégica dada la conexión con los puertos de Manzanillo, Colima y Altamira, Tamaulipas.

“Nuestra empresa tiene inscrito el gen de la creatividad y la pasión, posiblemente obsesión, por cumplir...Hoy somos líderes en Latinoamérica en diseño, fabricación y montaje de estructuras de acero de altas especificaciones, y una de las cinco empresas más importantes de esta especialidad en el continente americano”, subrayó Calderón.

Actualmente, en la compañía laboran 3,000 trabajadores de forma directa y cuenta con la planta de estructuras más grande del continente en una sola ubicación.

Por su parte, el coordinador del Consejo Consultivo para la Innovación, Crecimiento y Desarrollo Sustentable (Coincydes), César de Anda Molina, destacó que Recal es un ejemplo a seguir en Jalisco y el país debido a que es un detonante económico para muchas otras empresas en medio de la incertidumbre que se vive tanto en el contexto nacional como internacional.

“El tener una empresa líder de México en los Estados Unidos, en la principal acción de desarrollo inmobiliario en este momento en Estados Unidos que es Hudson Yards, es nada más una muestra que sí se puede; ojalá los empresarios asumamos esa responsabilidad”, subrayó De Anda Molina.

Incentivar producción

En tanto, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, destacó que frente al escenario económico que enfrenta el país, los estados, tanto a nivel regional como local, deben incentivar la producción para evitar un estancamiento.

“Yo sí creo que los estados tenemos mucho que aportar en la agenda económica, que la economía de este país se construye desde lo local y que desde lo local tenemos que mandar un mensaje de optimismo, un mensaje de compromiso a todo de México, ayudarle al presidente de la República a cumplir el propósito de alcanzar tasas de crecimiento por encima del 4%”, precisó Alfaro Ramírez.

Añadió que el gobierno estatal ya trabaja en resolver los problemas estructurales que condicionan el desarrollo económico de la entidad como son la infraestructura pública, el abasto de agua, la transformación del transporte público y la conectividad.