Guadalajara, Jal. El aumento en los índices delictivos y la ola de violencia que vive el estado sí afecta al sector empresarial y podría comenzar a ahuyentar inversiones, advirtió el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana de Jalisco, Mauro Garza Marín.

“Definitivamente, es un tema que inquieta, sí al sector empresarial, pero a la ciudadanía en general; la gente percibe este ánimo de inseguridad, obviamente esto puede afectar los hábitos de consumo de la gente, puede disminuir el mercado interno y definitivamente nos puede mermar las inversiones”, dijo.

Por su parte, el sector industrial de Jalisco ha solicitado la intervención del gobierno federal para resolver el problema, sobre todo en los estados vecinos donde operan grupos de la delincuencia organizada.

El coordinador del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco, Daniel Curiel Rodríguez, dijo a El Economista que, aun cuando el estado sigue contando con la confianza de los inversionistas, la creciente ola de violencia empieza a ser tema de preocupación entre los capitales extranjeros.

“Sí empieza a ser un tema de preocupación”, destacó el dirigente de los industriales, quien refirió que los índices delincuenciales y la desaparición de personas fue un tema que cuestionaron representantes de dos empresas estadounidenses durante la última gira que empresarios y funcionarios públicos, encabezados por el gobernador Aristóteles Sandoval Díaz, realizaron por el Silicon Valley de San José California.

En tanto, el sector comercial y de servicios, a través del presidente de la Cámara de Comercio de Guadalajara, Xavier Orendáin de Obeso, también denunció el aumento de los índices delictivos que generan gastos adicionales y pérdida de competitividad.

Según datos de la cámara, cada establecimiento comercial desembolsa anualmente 130,000 pesos para implementar acciones de protección para sus negocios.

Registros

En los primeros tres meses del año, se registraron en Jalisco alrededor de 400 asesinatos dolosos que suponen un aumento de 30% a tasa anual, mientras la cifra de personas desaparecidas sigue creciendo.

De acuerdo con el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas, al 31 de octubre del 2017, en Jalisco se tenía un registro de 2,991 personas, mientras que la Fiscalía General del estado reportaba a la misma fecha 3,206 desaparecidos.

Los hechos más recientes y que atrajeron la atención a nivel nacional e internacional fue la desaparición de tres ciudadanos italianos quienes, presuntamente, fueron levantados el 31 de enero por elementos de la policía municipal de Tecalitlán y hasta el momento nada se sabe de su paradero.

Asimismo, el pasado 19 de marzo, tres estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales también desaparecieron, según versiones de algunos testigos, luego de que fueron detenidos por personas armadas que se habrían identificado como elementos de la Fiscalía General del estado, situación que ha provocado de entonces a la fecha constantes manifestaciones de estudiantes y familiares exigiendo su localización.

[email protected]