Agricultores de Sinaloa prevén pérdidas en esta temporada alta de intercambio comercial por entre 1,000 y 1,500 millones de pesos, debido a los intermitentes bloqueos de la única vía terrestre para exportar hacia EU, la carretera federal México-Nogales, en Sonora.

Gonzalo Beltrán Collantes, presidente de la Confederación de Asociaciones Agrícolas del Estado de Sinaloa (Caades), comenta que a pesar de que autoridades y agricultores yaquis parecían haber llegado a un acuerdo para poner fin al bloqueo de ocho meses, el camino sigue parcialmente cerrado.

Esto en detrimento de las ganancias y el encarecimiento del transporte de mercancías para el campo sinaloense, principal productor agrícola del país, lo cual se traduce en combustible extra, mermas en los contenedores por las largas horas de tráfico y la pérdida de oportunidades comerciales.

La carretera es la única ruta que tenemos hacia el norte y la zona fronteriza. Es lamentable que los tráileres se paren ocho horas diarias ahí. Nosotros entendemos que si esto no se ordena estaremos perdiendo entre 1,000 y 1,500 millones de pesos en esta temporada, (aproximadamente de octubre a mayo) , comenta.

Los principales productos de exportación afectados son berenjena, pepino, jitomate, chile y calabacita. De ellos, a nivel nacional, Sinaloa produce 95, 29, 24, 19 y 11%, respectivamente, de acuerdo con datos del Sistema de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP).

El 21 de enero pasado, con la intermediación de la Secretaría de Gobernación, el gobierno sonorense y agricultores de la cuenca del Río Yaqui, opositores al acueducto Independencia y quienes han mantenido la carretera bloqueada manifestándose, concretaron la firma del Convenio de Coordinación y Conceptualización Temática, el cual garantizaba agua para consumo humano en Hermosillo, Sonora, al tiempo que se respetan los derechos de los inconformes.

No obstante, de manera reciente, Tomás Rojo Valencia, vocero de los manifestantes, indicó que a falta del cumplimiento cabal a sus peticiones se ampliarán de cuatro a siete horas los bloqueos diarios en la vía federal, la cual permanecerá cerrada al tránsito de vehículos de las 8 a las 12 de la mañana y de las 2 a las 5 de la tarde, cuando el horario de bloqueo desde mediados de diciembre era de 8 a 10 de la mañana y de 3 a 5 de la tarde.

Es una locura continuar esto. Siguen las afectaciones al traslado de nuestra cosecha a EU, entonces sí nos interesa mucho decir que necesitamos que la Secretaría de Gobernación ponga orden en este sentido. Nosotros no queremos ser parte de alguno de los razonamientos; simple y sencillamente pedimos que este problema se solucione porque está afectando mucho nuestro sector agrícola, a todas las personas que transitamos , expresa Beltrán Collantes.

EFECTO DOMINÓ

Por su parte, Carlos Alberto Esquer López, presidente de la Asociación de Productores de Hortalizas del Yaqui y Mayo, agrupación empresarial localizada al sur de Sonora, en los municipios de Cajeme, San Ignacio Río Muerto, Benito Juárez, Bácum y Etchojoa, comenta que los agricultores sonorenses también padecerán las consecuencias del bloqueo.

Explica que aunque no forman parte de los cierres carreteros, ellos apoyan las manifestaciones, ya que la carencia de agua para sus cultivos, derivada de la construcción del acueducto, les representaría mayores amenazas a su actividad, la cual tendrá a partir de finales de febrero su punto más álgido de intercambio comercial con EU.

Añade que ellos buscarán ajustarse a los horarios de los bloqueos, asumiendo las posibles pérdidas que esto les pueda generar, puesto que aproximadamente 60% de su producción de hortalizas exceptuando papas se comercializa en EU.

erick.ramirez@eleconomista.mx