A pesar de que la participación de las mujeres en la actividad económica de Aguascalientes ha aumentado en los últimos años, es necesario aplicar mejores políticas públicas que les permitan participar y beneficiarse con la estrategia actual de crecimiento, que es la detonación de las actividades industriales, aseguró Dafne Viramontes, encargada de la Comisión de Equidad de Género del Colegio de Economistas del estado.

En el marco del Día Internacional de la Mujer, recordó que actualmente la entidad tiene a las industrias manufactureras, y en particular al sector automotriz, como la base de su economía, debido a que en los últimos años se han establecido estrategias para detonarlas, como facilitar la atracción de inversiones y fomentar la llegada de grandes empresas.

Precisó que algunos de los resultados de la estrategia es la contratación masiva de personal; sin embargo, en las actividades industriales las mujeres no han tenido mayor participación debido a que no se han establecido planes enfocados hacia ellas, ya que se ha manejado el concepto de que es una industria para hombres.

“Hay una mayor proporción de ellos en la participación económica del sector manufacturero; 65% de las personas empleadas son hombres, significa que siete de cada 10 trabajadores son hombres. Incluso, en el sector automotriz se profundiza más, de 100% de personas ocupadas en esta industria 72.3% son hombres y 27.7% son mujeres”, añadió.

Dafne Viramontes precisó que del porcentaje de mujeres que labora en dichos sectores es necesario analizar en qué tipo de puestos se encuentran, así como su presencia en los puestos directivos.

Sobre las razones por las cuales las mujeres no tienen mayor participación, detalló que se debe en primera instancia a una situación estructural; por ejemplo, hay menor presencia de estudiantes femeninas en las universidades y escuelas orientadas a las actividades industriales.

Por otro lado, los trabajos que pertenecen a las actividades industriales no están orientados en las necesidades y actividades que realizan las mujeres fuera del ámbito laboral, y no hay espacios para aquellas que son jefas de familias.

“Aguascalientes tiene una vocación más industrial, más enfocada al sector manufacturero que se caracteriza por la formalidad, esto hace que la situación todavía sea poco menos flexible para que las mujeres accedan a esos espacios, porque las jornadas laborales son de horarios fijos, por eso las mujeres prefieren tener trabajos con horarios más flexibles, como los generados en el sector informal”, señaló. 

Acciones

Para contrarrestar esta situación, Dafne Viramontes consideró que tanto gobierno, academia y todos los sectores de la sociedad tienen que realizar cuatro acciones. El primer paso es que las autoridades locales incentiven a las mujeres a participar y estudiar en carreras relacionadas con las actividades industriales, como las ingenierías. “En Aguascalientes está creciendo la oferta educativa para el sector industrial, en particular para el automotriz”.

El segundo paso es que a las mujeres egresadas se les brinden oportunidades de contratación y garantía de que no enfrentarán algún tipo de discriminación laboral; para ello se deben aplicar convenios con la Iniciativa Privada.

La tercera acción es fomentar más las actividades industriales especializadas que buscan detonar la mentefactura; mientras que el cuarto plan consiste en que se generen programas y políticas públicas orientados a mejorar la redistribución de los trabajos.

Precisó que los sectores públicos y privados deben fomentar una política de equidad en el hogar.

Positivo

La especialista indicó que la brecha de los ingresos salariales en Aguascalientes, a diferencia del resto del país, se presenta con una dinámica diferente.

De acuerdo con un análisis de la especialista, desde el 2005 hasta el 2020, las mujeres han tenido un ingreso superior a los hombres por hora trabajada. El ingreso en el 2005 fue 24 pesos por hora para un hombre, mientras que para la mujer de más de 25 pesos

Para el 2020, el ingreso fue de 45 pesos por hora para las mujeres y para los hombres, de 42.5 pesos.

estados@eleconomista.mx