Producto de la remodelación del malecón de Puerto Vallarta, las ventas de los negocios instalados a lo largo de ese corredor turístico-comercial aumentaron hasta en 15% en los últimos seis meses, asegura José Luis Díaz Borioli, director de Turismo Municipal y Fomento Económico.

En entrevista, destaca que la afluencia de visitantes al malecón aumentó en al menos 60% desde la inauguración de la obra en noviembre pasado, al pasar de 11,000 a 16,000 turistas diarios.

Esto -dice- se ha dado gracias a que se ha convertido, junto con la iglesia de Puerto Vallarta, en un ícono de la zona, además de ser los lugares públicos de mayor afluencia.

Incluso, de manera reciente, el malecón obtuvo el reconocimiento del mejor proyecto de diseño urbano por parte de La Federación de Colegios de Arquitectos de la República Mexicana con la bienal de arquitectura del 2012.

Comenta que, si bien la imagen de inseguridad y violencia acapara los reflectores internacionales en México, el destino cuenta con previsiones optimistas, por lo que esperan terminar el año con un crecimiento de entre 3 y 5% en la afluencia de turistas.

El funcionario externa que tanto el Tianguis Turístico 2012 como el Foro Económico Mundial dejaron una inercia positiva que pretenden capitalizar aún más con el embellecimiento del malecón, el cual recibió una inversión compartida de los tres órdenes de gobierno de 80 millones de pesos.

UN EJEMPLO A SEGUIR

Leonardo Díaz Borioli, director creativo de Estudio 3.14, firma de diseño arquitectónico encargada de esta obra de embellecimiento turístico y hermano del titular de Turismo municipal y Fomento Económico, prevé que el ejemplo del malecón de Puerto Vallarta podría replicarse en obras parecidas a lo largo de Riviera Nayarit.

Dado que el proyecto de Riviera Nayarit está siendo impulsado, junto con Puerto Vallarta, como un sólo destino por ambas administraciones estatales, en opinión del arquitecto, destinos del ayuntamiento de Bahía de Banderas podrían buscar establecer polos de atracción turística parecidos al malecón; por ejemplo -dice-, La Cruz de Huanacaxtle o San Vicente.

Acota que existe el interés en Nayarit por aprovechar la inercia que ha dejado los resultados en Puerto Vallarta, mientras que el financiamiento podría ser compartido, como se dio en el caso de Puerto Vallarta.

[email protected]