La construcción a nivel nacional si bien continuó cayendo a tasa anual durante junio pasado, ya lo hizo en menor magnitud, derivado de que en algunos estados este sector ya comenzó a recuperarse.

De acuerdo con datos del Inegi, en el sexto mes del valor de producción ascendió a 19,755 millones de pesos en todo el país, cifra que significó una reducción anual de 31.4% en términos reales.

Esta caída fue menor a los descensos de mayo (-34.6%) y abril (-31.5%), meses de total confinamiento y paro de actividades no esenciales, como la construcción, para evitar la propagación del Covid-19. Aunque también la disminución de 31.4% representó hilar dos años con contracciones, situación que se agravó por la pandemia este 2020 y en el 2019, por el recorte que hizo la Federación a la inversión pública.

En este contexto, cuatro estados crecieron en el valor de la construcción generado en junio: Nayarit (53.0% anual), Oaxaca (45.3%), Chiapas (27.9%) y Zacatecas (16.1 por ciento).

Por sector contratante, la obra privada dinamizó Nayarit (84.7% de aumento) y Oaxaca (426.9%), detonando una clara apuesta de la Iniciativa Privada por reactivar estas entidades, mientras la pública lo hizo en Chiapas (50.3%) y Zacatecas (38.2%), ejemplo de los esfuerzos de estos gobiernos estatales para incentivas las economías locales.

Por tipo de proyecto en estos cuatro estados, transporte y urbanización, que se refiere a obras de transporte en ciudades, carreteras, caminos, puentes, obras ferroviarias e infraestructura marítimo y fluvial, creció en todos: 512.1% en Oaxaca, 30.6% en Nayarit, 11.5% en Zacatecas y 10.2% en Chiapas.

Por su parte, infraestructura en electricidad y telecomunicaciones aumentó en Zacatecas (175.9%), Nayarit (15.4%) y Oaxaca (4.0%); el rubro de agua, riego y saneamiento, que son sistemas de agua potable y drenaje y presas y obras de riego, incrementó en Chiapas (20,325.7%), Nayarit (159.2%) y Zacatecas (75.1 por ciento).  Y edificación (escuelas, hospitales, clínicas, vivienda y edificios industriales comerciales y de servicios) solamente ascendió su valor en Oaxaca (124.6%) y Chiapas (17.3%); el apartado de petróleo y petroquímica descendió en las cuatro entidades referidas.

Toman camino

Además, en junio de este año, 18 entidades registraron una disminución anual menos pronunciada en la construcción respecto a mayo pasado, trazando una tendencia de recuperación.

Por diferencia de puntos porcentuales, los mejores resultados se dieron en Hidalgo (de -49.4% anual en mayo a -15.0% en junio), Quintana Roo (de -41.9 a -10.3%), Coahuila (de -44.7 a -21.7%), Baja California (de -45.8 a -26.6%), Querétaro (de -39.7 a -21.3%), Veracruz (de -39.3 a -23.6%), Baja California Sur (de -46.9 a -35.5%) y Michoacán (-27.2 a 16.4 por ciento).

Los otros territorios que también muestran signos de recuperación fueron Tlaxcala, Campeche, Jalisco, Puebla, Yucatán, Nuevo León, Estado de México, Durango, Chihuahua y Ciudad de México. De este grupo destaca que Nuevo León se ubicó en primer lugar nacional por monto de producción del sector, con 2,429 millones de pesos, hilando 15 meses en esta posición.

Foco rojo

Sin embargo, hay 10 estados que exhibieron un mayor descenso anual en junio, en relación a la variación de mayo, manifestando que este sector siguió rezagado pese a que el 12 de mayo pasado el Consejo de Salubridad General anunció que las industrias automotriz, minera y de la construcción ya podían retornar como actividades esenciales.

Estas entidades fueron Guanajuato, Guerrero, Tamaulipas, Morelos, Sinaloa, Tabasco, Sonora, San Luis Potosí, Aguascalientes y Colima. El peor escenario es para Morelos, cuyo valor de la construcción se contrajo 81.0% anual, el mayor decrecimiento en todo el país.

estados@eleconomista.mx