Puebla, Pue. El Clúster Automotriz Zona Centro (Clauz), conformado por los estados de Puebla y Tlaxcala, enfocará sus objetivos en este 2021 para impulsar la innovación, desarrollo humano y promoción de inversione, a fin de lograr crecer 12% en el ensamble de vehículos.

Mónica Doger Ramírez, directora del organismo con 60 socios, dijo que en este año la demanda en mercados internacionales, obligará a las industrias a ser mejor competitivas y productivas, por lo que deben fortalecerse en varias áreas.

Comentó que en la recuperación del sector automotriz influyen diversos factores, pero las perspectivas para este año son favorables, toda vez que la industria está considerada como una actividad esencial, porque son las que más generan empleos en los estados, como en el caso de Puebla es un “motor de la economía”.

Recordó que el 2020 fue un año complicado sobre todo para las empresas armadoras de vehículos y de autopartes radicadas en territorio poblano, las cuales, entre abril y junio pasado detuvieron operaciones ante la pandemia, pero se han venido recuperando, sobre todo desde agosto y así se han mantenido.

“Pese a las condiciones, el segundo semestre de 2020 fue bueno para la industria automotriz, ya que estamos ligados a un mercado internacional que no deja de tener demanda, aunque a un ritmo más lento”, comentó.

Crecer en afiliaciones

Doger Ramírez confió que el clúster automotriz siga creciendo en este 2021, por lo menos 22% dentro de los asociados, para fortalecer la cadena automotriz, con objetivos claros en el desarrollo humano, innovación, tecnología, proveeduría, inversiones y proyectos comerciales.

El clúster quiere contribuir a que las empresas tengan un mejor desarrollo técnico-humano y sean más competitivos en las cadenas de valor, apostando por su escalamiento, destacó.

Además, sostuvo que la participación de otros organismos empresariales e instituciones educativas abonan al esfuerzo de tener un clúster en desarrollo y que se viene consolidando a casi cuatro años de constituirse con empresas de ambos estados.

De la misma forma, comentó que se pretende integrar cursos con base a las actualizaciones de los procesos productivos que tienen las fábricas, que constantemente cambian, algunas comenzando a migrar a la industria 4.0, donde necesitan tener personal con esos conocimientos que ayuden a la productividad y competitividad.

Dejó en claro que tienen un escenario conservador derivado de la pandemia, pero también el mercado sigue con alta demanda de proveeduría, por lo que hay oportunidades para un posible crecimiento dentro de la industria nacional.

rrg