Con una inversión superior a los 150 millones de pesos en su primera etapa, el gobernador de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, dio el banderazo de inicio de obras de revestimiento y ampliación del dren Bacurimí, para solucionar de raíz el problema de inundaciones latentes, lo que beneficiará a más de 70,000 habitantes en esta zona de Culiacán protegiendo su patrimonio e integridad. 

El gobernador explicó que este tipo de obras no son visibles, pero se percibe el impacto, pues son obras muy sensibles por el historial de inundaciones y pérdidas materiales que han padecido los vecinos, incluso permitirán prevenir accidentes. 

"No podemos escatimar en gestiones y recursos para esto, voy llegando de la Ciudad de México; vengo de una reunión con la subsecretaria de Egresos, Victoria Rodríguez Ceja, quien me confirmó que el 17 de junio se destraban los 150 millones de pesos, de ahí se autoriza la licitación, y en aproximadamente 50 días iniciará la obra”, expresó. 

En tanto llegan esos recursos, se iniciaron los trabajos de quitar el “tapón” que frenaban las aguas del dren Bacurimí en su desembocadura en el río Culiacán, donde se invierten 18 millones de pesos en un tramo de 160 metros, dren adentro, para ampliar y profundizar la caja con nuevo revestimiento, lo que permitirá que el agua fluya, en las próximas lluvias, sin convertirse en un problema grave como ocurrió el año pasado. 

En su intervención, el alcalde Jesús Estrada Ferreiro aseguró que este proyecto del dren Bacurimí ya existía, sin embargo, por diversas circunstancias como el cambio de gobierno a finales del año pasado, no se podía avanzar. En ese sentido, reconoció la disposición del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, en que obras como ésta son prioridad en su gobierno, pero se debe respetar la legalidad pues no se pueden entregar obras a empresas sin licitarse, lo cual toma un lapso de 40 días por ley. 

Así mismo, el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda (Canadevi) Sinaloa, Jorge Francisco Frías Melgoza, afirmó que esta cámara invierte 18 millones de pesos adicionales a licencias y permisos ante Comisión Federal de Electricidad (CFE) para continuar con los trabajos para retirar dos torres de energía que obstaculizan el flujo del agua, pues se encuentran dentro del dren.  

“Esta obra será posible gracias a los esfuerzos conjuntos entre las cámaras de la construcción, trabajando en equipo con sociedad y con los tres niveles de gobierno”, manifestó. 

Correspondió al secretario de Obras Públicas, Osbaldo López Angulo, dar la explicación técnica de esta obra, misma que comprende el revestimiento del dren Bacurimí en un tramo de 7.95 kilómetros, además de demoler y construir de nuevo los tres puentes que se ubican en Álamo Grande, y que obstruyen el flujo del agua hacia el río Culiacán. La sección trapecial con la que se revestirá el Dren varía de 12.00 metros a 20.00 meros de plantilla y altura de 3.00 metros a 6.80 metros, beneficiando así a vecinos del sector Bacurimí (Valle Alto, Villas del Río, Acueducto, La Conquista, Portalegre, entre otros) 

Cabe destacar que esta obra se suma a los proyectos pluviales de ampliación de los arroyos Adolfo López Mateos y El Piojo que ya están en construcción, para solucionar los problemas de inundaciones que padecieron miles de habitantes de diversas zonas de Culiacán con el temporal 19-E del año pasado 

Cabe destacar que la gerencia regional de la CFE, anunció, por intervención del gobernador y en respuesta a inquietudes de vecinos, que invertirá 80 millones de pesos en una subestación de energía, en esta misma zona para evitar apagones en esta temporada de lluvias e intenso calor, como también se sufrió el año pasado. 

[email protected]