Tras el freno que puso la pandemia de Covid-19 a la industria automotriz de Guanajuato, la base de producción de este sector se encuentra operando por arriba de sus capacidades. 

El director de promoción internacional de la Secretaría de Desarrollo Económico Sustentable (SDES) de Guanajuato, José Manuel Fernández Ruiz, señaló que la industria de la entidad opera aproximadamente al 130% de sus capacidades de fabricación

“A pesar del freno que tuvimos que hacer necesariamente por la pandemia, hoy la industria opera a casi 130% de su capacidad (…) En fabricación se encuentra con un gran portafolio de vehículos, para el 2021 rebasaremos en más de 1 millón de unidades y no sólo eso, sino que hacemos los motores, las transmisiones, esto está referido exclusivamente a lo que hace Guanajuato", acotó.  

El dinamismo que recobró esta industria está relacionado con la vocación automotriz que ha formado Guanajuato en las últimas décadas, la cual aporta más de 50% del Producto Interno Bruto (PIB) industrial. La industria automotriz también representa 80% de las exportaciones de esta entidad. 

Para el próximo año, se proyecta cerrar con una producción de 1 millón 100,000 unidades. También para el 2021 se producirán 1 millón 130,000 unidades de motores y 2 millones de transmisiones.

En Guanajuato la industria automotriz aporta 145,000 empleos  directos; cuenta con más de 300 proveedores Tier1, Tier2. Después de Coahuila, agregó el director estatal, Guanajuato es el segundo estado con mayor producción automotriz del país.

Suma 30 años de vocación automotriz 

El desarrollo de la industria automotriz de Guanajuato data desde hace tres décadas cuando se transformó el entorno productivo de la entidad y se potenció con el arribo de General Motors.

“El éxito de la industrialización de Guanajuato que en buena medida está dada por la presencia  creciente de la industria automotriz en el estado, nos llevó a transforma en 30 años la economía por completo de Guanajuato, empezamos a principios de los años ochentas, pero fue General Motors quien nos emitió en el fast-track y hemos capitalizado las oportunidades”, refirió.

General Motors, contextualizó, comenzó ensamblando 40,000 unidades, cifra que escaló a una producción actual de 400,000 unidades, motores y transmisiones. 

La conectividad e infraestructura, agregó, ha sido elemental para detonar la industria automotriz en esta entidad del Bajío, debido a que la ubicación estratégica dentro del territorio mexicano no ha sido la única cualidad.

“En Guanajuato el éxito ha sido convertirse en un verdadero socio, facilitar el arribo, tener un aterrizaje suave. Para el gobierno de Guanajuato es fundamental facilitar la llegada de las nuevas inversiones, hemos hecho un esfuerzo importante, hemos invertido en hacer ofertas de incentivos, que de alguna manera muestran un mensaje de la seriedad con la que hemos logrado atraer a más de 500 proyectos de inversión a lo largo de los últimos años”, declaró.

En este contexto, también se visualizan retos para esta industria: entre ellos el acelerado cambio, que ha propiciado la pandemia, hacia la revolución industrial y con ello la transformación hacia los autos eléctricos; así como la implementación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá, que conlleva aumentos en el contenido regional de este sector.

Retoma crecimiento a doble dígito 

Abril y mayo han sido los meses del año con las caídas más profundas en el valor de producción generado por la fabricación de equipo de transporte de Guanajuato, derivando en una caída anual de 97.9% y 89.7% respectivamente. 

En contraste, durante junio, julio y agosto, la entidad repuntó con crecimientos a doble dígito en el valor de producción, con variaciones al alza de 15.4%, 28.9% y 20.4% respectivamente, detalla la Encuesta Mensual de la Industria Manufacturera

En el lapso de enero-agosto del 2020, el valor de producción acumula un descenso de 5.9%, frente al mismo periodo del año anterior. 

estados@eleconomista.mx