Con una inversión de más de 385 millones de pesos, autoridades capitalinas inauguraron la Estación de Transferencia y Planta de Selección Azcapotzalco.

Al dar el banderazo de salida, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, expuso que este complejo es el más moderno de América Latina y es parte del proyecto de industrialización Vallejo-i.

Resaltó que tiene capacidad de recepción de 1,400 toneladas de residuos al día; además, puede procesar 1,000 toneladas diarias de residuos sólidos como papel, cartón, envases multicapa, PET y PEAD, bolsas y películas plásticas, latas de aluminio, bolsas metalizadas, textiles, vidrio y otros metales.

“En particular, esta Planta de Separación de Residuos Sólidos, de Transferencia y Separación de Residuos Sólidos tiene una ventaja o tiene un plus adicional, que es que está aquí en esta zona de Vallejo (...) Así que es bienestar y, al mismo tiempo, mejora del medio ambiente, que van vinculados”, ahondó.

Sheinbaum Pardo informó que los principales beneficios son concretar el camino para lograr una economía circular en la Ciudad de México, generar una reducción de disposición final de residuos sólidos, aumentar el reciclaje y ahorran recursos económicos, ya que no se pagará más dinero para que se lleven la basura a los rellenos sanitarios.

El secretario de Obras y Servicios, Jesús Esteva Medina, explicó que este centro recibirá los residuos sólidos de las alcaldías Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero y Miguel Hidalgo.

“¿Qué distingue a esta Planta y Estación de Transferencia? Que están en el mismo sitio; que, por primera vez, tenemos la transferencia directamente a una planta de selección y, con esto, comenzamos a tener los primeros ahorros en la visión de planeación de este proyecto”, indicó.

La estación realiza la separación mecánica por tipo de residuos: orgánicos e inorgánicos, así como por tamaño y material.

Posteriormente, a través de un sistema de bandas de separación manual de materiales reciclables, éstos son almacenados temporalmente en la parte baja de la banda, y una vez alcanzada cierta cantidad de residuos en esta zona se compactan. Finalmente, a través de un triturador, se homogenizan los residuos para su compactación y embalaje.

Sobre los ahorros anuales que se generarán, Esteva Medina manifestó que estos ascienden en promedio a 88.9 millones de pesos: 48.2 millones por ventas de reciclables y 40.7 millones por transporte y disposición final, sumado a que genera 404 empleos.

La estación puede recibir hasta 30 camiones de basura: 16 que pueden realizar descargas de residuos sólidos simultáneamente y los otros 14 vehículos pueden esperar su turno dentro de las instalaciones, sin generar tráfico al exterior.

De acuerdo con información del Gobierno de la Ciudad de México, previo a la entrada de operación de esta nueva estación de transferencia, se han ahorrado, entre el 2019 y el 2020, 854 millones de pesos en transporte y disposición final de residuos sólidos urbanos.

Participación europea

El embajador de la Delegación de la Unión Europea en México, Gautier Mignot, señaló que participaron en este proyecto, el cual beneficiará a más de 1 millón de capitalinos, ya que se podrá preservar el medio ambiente.

“Este proyecto no es un caso aislado con el Gobierno de la Ciudad y con la sociedad civil capitalina, somos socios a través de distintos proyectos en muchos campos”, dijo.

Reiteró que está equipada con tecnología alemana, como los aspersores automáticos que capturan las partículas de olor durante los horarios de operación.

estados@eleconomista.mx