El Gobierno de la Ciudad de México dio a conocer que se encuentra trabajando con la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) para implementar una serie de proyectos que permitan reconfigurar la movilidad de la urbe, donde la apuesta principal es que los vehículos que circulen en las calles sean menos contaminantes.

En conferencia de prensa, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, informó que el pasado lunes tuvo una reunión con el sector automotriz empresarial, a fin de cumplir dos objetivos: ponerse en contacto con la nueva mesa directiva de la AMIA y revisar los proyectos previos a la pandemia por Covid-19 para darles continuidad.

La mandataria explicó que uno de los proyectos que está retomando con la AMIA es lograr que los vehículos capitalinos que circulan emitan menos contaminantes.

Precisó que para este trabajo de coordinación con el sector privado, es la Secretaría del Medio Ambiente local quien está participando y llevando parte de la batuta.

“Desde hace tiempo estamos trabajando con ellos, particularmente la Secretaría del Medio Ambiente, estamos retomando algunas cosas que continuaron, pero que con la pandemia tuvieron menos intensidad”, indicó.

“Se están retomando muchos de estos trabajos por la propia Secretaría del Medio Ambiente y el Área de Calidad del Aire que, platicamos desde el 2019, del interés que nosotros tenemos de que en la Ciudad de México los vehículos que circulen sean cada vez más limpios y eso representa dos normas federales”, reiteró Sheinbaum Pardo. 

Sobre el eje de lograr tener vehículos menos contaminantes, la jefa de Gobierno expuso que además de estar en coordinación con la AMIA, también se está colaborando con el Estado de México.

“Hay un acuerdo junto con la Comisión Ambiental de la Megalópolis, con el Estado de México, de que vayamos orientándonos hacia ello”, sostuvo.

Plan

En el 2019 se presentó el Plan de Reducción de Emisiones del Sector Movilidad, el cual tiene como objetivos reducir los contaminantes provenientes de los automóviles y mejorar el sistema de transporte público.

De acuerdo con el proyecto que se presentó en el Museo de la Ciudad de México, se pretende que para el 2024 disminuyan 30% las emisiones de contaminantes de fuentes móviles.

Entre las estrategias del plan sobresalen generar incentivos para usar vehículos híbridos, así como una política que fomente el uso del automóvil compartido y que las empresas también establezcan transporte colectivo privado para personal, explicó el titular de la Secretaría de Movilidad (Semovi), Andrés Lajous Loaeza.

estados@eleconomista.mx