En el marco de la Cumbre de Petróleo y Energía que arrancó este viernes 15 de noviembre en Cancún, el gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, anunció la conformación de una agencia de energía estatal que regule el uso de los residuos sólidos del estado para la generación de energía eléctrica. 

El mandatario reconoció que en las islas del estado existe “un enorme” problema con la basura, “también en nuestras ciudades”, que obliga a actuar de inmediato para no seguir enterrando los desechos en los rellenos sanitarios, sino procesarla para la generación de electricidad. 

Carlos Joaquín González dijo que hay ya proyectos en marcha con energías renovables, principalmente en la zonas del estado para la generación de energía eléctrica a partir del aprovechamiento de las energía eólica y solar.Joaquín González dijo además que la posibilidad anunciada por el gobierno federal de “tener gas natural en Quintana Roo, en la región, representa más oportunidades para que siga creciendo el sector turístico, se diversifique la economía y se atraigan nuevas industrias”. 

Proyectos en marcha

En agosto de 2019, el Instituto para el Desarrollo y Financiamiento del Quintana Roo (Idefin) anunció que gestiona recursos ante la banca internacional por un monto de 150 millones de dólares para el establecimiento de varias plantas de  generación de energía eléctrica a partir del sargazo y los desechos sólidos de los asentamientos urbanos en Quintana Roo. 

Bernardo Cueto Riestra, titular del instituto, informó entonces que el proyecto le fue presentado al gobierno del estado por un consorcio de empresas mexicanas y alemanas, ante lo cual el instituto se ofreció a gestionar los recursos necesarios ante el European Investment Bank (Banco Europeo de Inversión).

El funcionario explicó que esta institución bancaria tiene un programa de combate al cambio climático mediante el cual financian proyectos amigables con el ambiente en Latinoamérica y otras regiones del mundo.

El proyecto que se presentó al gobierno del estado plantea como objetivo principal procesar un aproximado de 400 toneladas diarias de sargazo en cada una de las plantas que se establezcan en las principales ciudades del estado, pero adicionalmente proponen procesar los residuos sólidos de estos mismos asentamientos para generar energía eléctrica que se pueda integrar a la red de suministro de la Comisión Federal de Electricidad (CFE). 

Al ser planteado de esta manera, el proyecto deja de tener una motivación coyuntural como la del sargazo y le da un componente de más largo alcance, pues no dependerá sólo de las oleadas de sargazo que han afectado de manera intermitente al estado, sino que ayudará a darle un mejor tratamiento a la basura que generan ciudades como Cancún o Playa del Carmen, haciendo menos necesario el uso de rellenos sanitarios que suponen un riesgo por filtración de lixiviados al subsuelo, explicó el funcionario. 

Cueto Riestra añadió que además de estar siendo gestionado ante el European  Investment Bank, el Idefin gestiona recursos ante la banca nacional de desarrollo.

kg