Guadalajara, Jal. Debido a que la pandemia de Covid-19 obligó a la población mundial a resguardarse en sus domicilios y aún ahora permanecen las restricciones de ingreso en algunos centros de consumo para evitar los contagios, “la gente trasladó el bar a su casa”, razón por la cual las exportaciones tequileras hacia Estados Unidos se dispararon, no sólo durante el 2020, sino que en el primer semestre de este 2021 crecieron 20.7% en comparación con el mismo período del año anterior.

De acuerdo con estadísticas del Consejo Regulador del Tequila (CRT), en el 2019 se exportaron 204.4 millones de litros de la bebida nacional al país vecino, mientras en el 2020 la cifra ascendió a 254.2 millones de litros, lo que supuso un aumento de 24.3% en las exportaciones a la Unión Americana.

En tanto, en el primer semestre de 2020, las exportaciones tequileras hacia el vecino país ascendieron a 134.6 millones de litros, mientras que en el período enero-julio de este 2021 se vendieron 162.5 millones de litros, lo que supone un crecimiento de 20.7 por ciento.

Históricamente, desde que el Consejo Regulador del Tequila inició los registros estadísticos en 1995, el principal mercado internacional para el tequila ha sido Estados Unidos, con un promedio de 80% del total de las exportaciones enviadas a ese país.

Sin embargo, en 2020, solo ese mercado atrajo 89% del total de las exportaciones tequileras, donde no solamente aumentó la cifra de exportación, sino también el consumo.  

“Porque una cosa es lo que se exporta y que puede llegar y quedarse en los almacenes de los distribuidores y otra cosa es el consumo. Entonces, el consumo también ha estado creciendo a una tasa promedio de 6.5% en los últimos 20 años, pero el año pasado con todo y la pandemia crecimos 9.4%, fuimos la categoría dentro del mercado de destilados que más creció”, dijo a El Economista, Florina Martínez, representante del CRT para Norteamérica.

Demanda

En entrevista, desde Washington D.C., Martínez Vega detalló que en el 2019 se consumieron en Estados Unidos 178.9 millones de litros, y en el 2020 el consumo creció a 193.8 millones de litros.

Asimismo, explicó que debido a que los consumidores redujeron su gasto en bares, aumentó la compra de tequilas de alta gama.

“El mayor consumo de tequila en este país ahorita está descansando en el rango de edad entre 25 y 39 años; o sea un segmento de los millennials pero muy definido. Ese segmento de edad está consumiendo el 45% del tequila”, puntualizó Martínez.   

“Si te imaginas el mercado de bebidas alcohólicas entero en Estados Unidos; es decir, destilados, más vino, más cerveza en el 2020 creció 1%; si vemos únicamente el segmento de los destilados, crecieron 4.6% y dentro del mercado de destilados el tequila creció 9.4%”, agregó. 

Lo anterior significa que el tequila, la primera Denominación de Origen mexicana, creció por arriba de otros destilados como el vodka, el whiskey y el ron. 

La única categoría que creció por arriba del tequila fue RTD (Ready to drink), aunque en volumen representan un porcentaje muy pequeño del mercado, e incluso en ese segmento hay una fuerte presencia del tequila a través de las margaritas en lata o en botella de vidrio listas para beber.

Los cinco principales mercados del tequila dentro de la Unión Americana en el 2020 fueron California, Texas, Florida, Illinois y Nueva York

El tamaño del mercado para todos los destilados en Estados Unidos asciende a 2,200 millones de litros, y en ese segmento el tequila se encuentra en quinto lugar después del vodka, whiskey, ron y licores y cordiales.

estados@eleconomista.mx

kg