El pleno del Congreso capitalino aprobó la madrugada del 14 de diciembre el Paquete Económico 2020 de la Ciudad de México, que incluye el Código Fiscal, la Ley de Ingresos y el Presupuesto de Egresos, con recursos totales por 238,975.8 millones de pesos.

El Paquete Económico 2020 está distribuido en seis ejes: sustentabilidad, movilidad, seguridad, igualdad de derechos, ciencia, innovación, transparencia y cultura.

En materia de ingresos no se incrementan las contribuciones aplicables al grueso de la población, como son Impuesto sobre Nóminas, Predial y suministro de agua.

Las comisiones unidas de Presupuesto y Cuenta Pública y la de Hacienda presentaron el dictamen de Presupuesto de Egresos, que asciende a 238,975.8 millones de pesos.

Al respecto, la diputada Guadalupe Morales Rubio, presidenta de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, aseguró que para el año entrante se desarrollaron 393 programas presupuestarios que cuentan con indicadores estratégicos que permitirán una mejor evaluación del gasto, y en caso de ser necesario, su corrección en tiempo real.

El presupuesto 2020, indicó, representa 4,959 millones de pesos más de lo aprobado en el 2019 y está distribuido en seis ejes: 101,497 millones para el logro de una ciudad sustentable; 57,593 millones para fortalecer la movilidad; 36,857 millones para garantizar la seguridad; 33,400 millones para igualdad de derechos; 8,228 millones para ciencia, innovación y transparencia, y 1,397 millones para inversión en cultura.

Enfatizó la inversión de casi 5,000 millones de pesos para el programa Mi beca para empezar, el incremento de más de 1,600 millones para el servicio de transporte eléctrico, más de 900 millones para sustitución de microbuses, el aumento de 4,000 millones para cuerpos policiacos de seguridad ciudadana, más de 700 millones para equipamiento hospitalario y más de 1,200 millones para obras estratégicas, como el hospital de Topilejo.

Ley de Ingresos

En la Ley de Ingresos, se estableció la meta de por 238,975.8 millones de pesos, cifra 2.1% superior a la que se aprobó para el 2019.

La presidenta de la Comisión de Hacienda, Valentina Batres Guadarrama, señaló que la estrategia de esta ley se compone por tres elementos: fortalecimiento de los ingresos propios de la ciudad, procurar mayores ingresos federales y reducción del saldo neto de la deuda pública.

Aseveró que en la ley se postula un fortalecimiento de la capacidad financiera propia de la ciudad, mediante el aumento en la recaudación de ingresos tributarios. Se espera un total de 2,761 millones de pesos adicionales, lo que representa un crecimiento anual de 4.8 por ciento.

La captación de Impuesto Predial, ahondó, aumentará en 660 millones de pesos, (3.9% más que en el 2019); por Impuesto sobre Nóminas se tendrá un monto de 26,932 millones, (10.2% más); el Impuesto por la Prestación de Servicios de Hospedaje, incluyendo los servicios en plataforma, brindará 601.7 millones (17.5%), y los impuestos por venta final de bebidas con contenido alcohólico y por erogaciones en juegos de apuestas aportarán 100.1 y 431.8 millones adicionales a la hacienda pública.

En lo que se refiere a consolidar el acceso a los recursos de procedencia federal, se tiene programada una recaudación de 123,213 millones de pesos, (2.1% superior al 2019).

Sobre la política de endeudamiento neto, se postula la meta de 4,000 millones de pesos, que representan 1,500 millones menos que lo aprobado en los años 2018 y 2019.

[email protected]