Guadalajara, Jal. Desde la tarde de ayer 25 de enero, el Aeropuerto Internacional de Guadalajara, Miguel Hidalgo, puso en operación un laboratorio temporal que realizará pruebas, tanto de antígenos como PCR, para detectar la presencia del virus Sars-CoV-2 (Covid-19) en los pasajeros.

La intención es que los pasajeros internacionales, principalmente los que viajen hacia Estados Unidos desde Guadalajara, puedan contar con la prueba negativa, tal como lo exigirá el gobierno de ese país a todos los viajeros que ingresen a su territorio por la vía aérea a partir de este martes 26 de enero.

“Decidimos iniciar este lunes a las 18:00 horas porque los vuelos que tengamos con destino final a los Estados Unidos por la noche, y que estén arribando después del primer minuto del día 26, requerirán que el pasajero tenga una prueba ya sea PCR o antígenos con vigencia de 72 horas de anticipación”, dijo a El Economista, el director general del aeropuerto de Guadalajara, Martín Pablo Zazueta.

El laboratorio, que estará ubicado en el segundo nivel del estacionamiento, frente al edificio terminal, tendrá la capacidad para atender hasta 1,000 pasajeros en una hora punta, por lo que se recomienda a los viajeros agregar una hora adicional al tiempo de anticipación con el que deben presentarse en la terminal.

“Esta directriz por lo menos estará vigente hasta diciembre de este año o, salvo que se levante la contingencia sanitaria (…) Entonces, el pasajero debe tener esta prueba, ya sea que la traiga desde la ciudad o se la realice en el aeropuerto”, subrayó.

Especificaciones

El directivo indicó que el Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) concursó la prestación del servicio y eligió a Laboratorio Médico Polanco para la instalación de los módulos para realizar la prueba de detección de Covid-19 en los 12 aeropuertos que opera y administra en el país.

“Podrán hacerse la prueba PCR, pero en ese caso, el resultado no lo van a tener para el viaje, por lo cual tenemos la opción de que se haga la de antígeno cuyo resultado sí está en el momento; el proceso dura aproximadamente una hora hasta tener el resultado”, explicó Zazueta Chávez.

Añadió que con el resultado negativo de la prueba, el pasajero podrá acceder al mostrador de la aerolínea para recibir su pase de abordar y ahí mismo firmará una declaración jurada de que cuenta con la prueba negativa, documento que permanecerá en resguardo de la aerolínea durante los próximos dos años.

“El pasajero podrá llevarse su prueba porque es posible que se la puedan pedir a su llegada a Estados Unidos. El costo de la prueba de antígeno es de 450 pesos impuestos incluidos”, detalló el director del aeropuerto tapatío.

Precisó que 40% de las operaciones aéreas en Guadalajara son vuelos internacionales, principalmente a Estados Unidos.